Kintsukuroi: La belleza de reparar lo dañado con oro

Kintsukuroi: La belleza de reparar lo dañado con oro

Según un viejo proverbio, lo roto nunca vuelve a ser como era antes de quebrarse. Si bien ciertas, estas palabras no excluyen la posibilidad de que lo roto pueda llegar a ser más bello de lo era en un inicio.  Muestra de esto es el kintsukuroi, una técnica de reparación que emplea el oro (entre otros metales nobles) para enmendar objetos dañados. Descubre aquí de qué se trata esta curiosa técnica.

El kintsukuroi apareció en Japón, a finales del siglo XV, cuando el shōgun, Ashikaga Yoshimasa envió a China sus dos tazones de cerámica favoritos, para su reparación.  Pero cuando los tazones fueron devueltos, su belleza se había perdido del todo, pues les habían colocado unas grotescas grapas para reparar el daño.

Ashikaga Yoshimasa resolvió entonces buscar a los mejores artesanos japoneses, para pedirles que arreglaran las piezas de nuevo. Con tal misión por delante, los artesanos nipones emplearon una mezcla de polvillo de oro, plata y barniz para rellenar las grietas de los fragmentados tazones, dejando así un hermoso trazo dorado.

El resultado maravilló al shōgun y fue así como el kintsukuroi se convirtió en un estilo de arte japonés.

Una filosofía sobre unir grietas

La filosofía detrás de esta técnica se apoya en la idea de que incluso los objetos deteriorados pueden ser hermosos. El kintsukuroi también promueve que las malas experiencias de la vida pueden, con el trato debido, pasar a ser obras de arte.

Exposiciones que muestran piezas curadas con la prestigiosa técnica japonesa han sido llevadas por todo el mundo. Hoy en día el kintsukuroi se practica también en China, Vietnam y Corea.

La fotógrafa y el kintsukoroi

Rachel Sussman es una artista estadounidense, conocida especialmente por el registro fotográfico de organismos vivos más antiguos que lleva años realizando. La artista conoció el kintsukuroi por una foto en las redes sociales, desde ese entonces se dedicó a estudiarlo a profundidad.

Inspirada por la técnica japonesa, la norteamericana decidió practicar este tipo de arte sobre el asfalto, ¿el resultado? Una interesante colección de aceras enmendadas con trazos dorados.

Aceras kintsukuroi por Rachel Sussman

Para su serie Aceras kintsukuroi, la artista se dedicó a buscar grietas por las calles de New York y las llenó de pintura dorada con polvo metálico.

“Las grietas representan algo que necesita atención, las superficies en las que caminamos y manejamos siempre están llenas de grietas y son ignoradas. Llenándolas de oro cambiamos la perspectiva, hacemos las grietas más visibles y hermosas” explicó la artista.

Sussman explica que le resulta fascinante la forma en la que la vida pasa “sin darnos cuenta”. Agrega que “[n]otar una grieta en el piso de mármol del Des Moines Art Center, que se formó con el paso de todas las décadas, nos recuerda los procesos naturales están alrededor de nosotros, pero es tan lento que no lo vemos a simple vista”.

Una de las calles reparadas que forman parte de la serie ‘Aceras kintsukuroi’ – Autora: Rachel Sussman – Imagen: Hyperallergic.-

Con información de: Hyperallergic / Wikipedia / Imagen de portada: .-

  • Me encanta 5
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia