Horrores Humanos: mujeres en cautiverio

Horrores Humanos: mujeres en cautiverio

El reciente descubrimiento en una casa de Cleveland (Estados Unidos), de tres jóvenes que fueron mantenidas en cautiverio durante una década, además de horrorizar a la población, hizo recordar otros casos famosos de mujeres secuestradas por largo tiempo, sometidas a los más deplorables abusos.

María Mónaco

En junio de 2008, cerca de Caserta, en la región de Nápoles, en Italia, María Mónaco, de 47 años, fue rescatada por las autoridades, gracias a una llamada anónima.

Mónaco permaneció 18 años retenida en una habitación por su propia familia. La joven estaba encerrada como parte de un ‘castigo’ por haber tenido un hijo fuera del matrimonio.

Su madre y sus hermanos se convirtieron en sus verdugos en 1990. El hijo de María tenía una vida normal y asistía a una escuela cercana.

Estas son imágenes de las condiciones en las que vivía María Mónaco. La policía italiana logró liberarla en junio de 2008 después de que recibieron una llamada anónima.

 

La última información dada a conocer refiere a que María vivía en condiciones insalubres y que actualmente sufre de trastornos mentales.

Jaycee Lee Dugard

Esta joven fue secuestrada al norte de California en 1991. Tenía 11 años cuando fue vista por última vez en la parada de autobús. Fue encontrada 18 años después en el jardín trasero de la casa de su secuestrador, Phillip Garrido de 58 años en complicidad con su esposa Nancy Garrido, de 55 años.

«Escuché un auto detrás de mí». «Sus manos aparecieron y enseguida me sentí aletargada. Sentí una picazón en todo el cuerpo». Garrido la acababa de atacar con un arma de descargas eléctricas.

La joven tuvo que soportar reiteradas violaciones y maltratos. Según Dugard el argumento de Garrido, quién también usaba drogas, era que su abuso evitaba que otra mujeres fueran víctimas de violación.

Dugard también contó cómo tuvo que ver los videos que Phillip Garrido grabó de sus abusos sexuales con ella para verificar que no se trataba de otras víctimas. Producto de estas violaciones, Dugard dio a luz a dos hijas durante el cautiverio.

Garrido es un violador sexual convicto en California y por eso era monitoreado por las autoridades. Según Dugard, Garrido recibió por lo menos 60 visitas a su residencia de trabajadores sociales que nunca notaron que la joven Jaycee y sus hijas vivían en una especie de campamento improvisado en la parte trasera de la residencia de Garrido.

Actualmente el matrimonio Garrido cumple cadena perpetua.

Elizabeth Smart

Elizabeth Smart tenía 14 años cuando fue raptada de su habitación, en plena noche en junio de 2002, en Salt Lake City (Utah). Estuvo nueve meses desaparecida.

El 12 de marzo de 2003 la niña apareció a sólo 18 kilómetros de su casa, en compañía de Brian David Michaell, un fanático religioso, con quien había permanecido durante su secuestro.

Brian David Mitchell, de 49 años, predicaba a favor de los vagabundos y vestía unas veces como Moisés y otras como Jesucristo. Mitchell fue detenido junto a su mujer, Wanda Barzee, cuando ambos estaban con una persona cubierta con un velo, con gafas y una peluca: era Elizabeth. Brian David Mitchell, fue sentenciado a cadena perpetua.

Natascha Kampusch

Natascha Kampusch fue secuestrada cuando tenía diez años por Wolfgang Priklopil, quien la mantuvo encerrada en un sótano durante ocho años, hasta que pudo escapar en 2006. El secuestrador se lanzó a las vías de un tren la noche en que Natascha huyó. El caso fue descrito como uno de los más dramáticos de la historia criminal de Austria.

Si quieres saber más sobre este escalofriante caso:
Horrores Humanos: Natascha Kampusch, la escalofriante historia de un secuestro

Elisabeth Fritzl

Víctima del conocido como ‘monstruo de Amstetten’. Fue secuestrada y violada durante 24 años por su propio padre, Josef Fritzl, en el sótano de la casa familiar en Amstetten, 150 kilómetros al oeste de Viena.

El horror terminó en abril de 2008, cuando fue hospitalizado uno de los siete niños producto de la relación incestuosa.

Fritzl fue condenado a cadena perpetua y se encuentra actualmente en un hospital para enfermos mentales.

Amanda Berry, Gina De Jesus y Michelle Knight

Estas tres jóvenes mujeres fueron secuestradas hace 10 años en casos separados y fueron halladas vivas por la policía de Cleveland el pasado lunes 6 de mayo. Las tres chicas desaparecieron entre 2002 y 2004.

Las jóvenes fueron encontradas en una residencia luego de que Berry sacara un brazo por una puerta y comenzara a gritar, lo que alertó al vecino, Charles Ramsey, quien acudió en su ayuda.

Ramsey contó que trató de sacarla pero no pudo abrir la puerta, así que tuvo que romperla por abajo y la muchacha salió a rastras llevando a una pequeña niña. Berry corrió a una casa vecina para llamar a la policía, suplicando que vinieran tan pronto como pudieran.

Ariel Castro, de 52 años de edad, y sus hermanos Pedro, de 54, y Oneil, de 50, fueron arrestados y están bajo custodia, informó el jefe de policía de Cleveland, Michael McGrath, quien también confirmó que una niña de seis años, recuperada de la casa, es hija de Berry, quien actualmente tiene 27 años.

Berry desapareció en abril de 2003, cuando tenía 16 años, después de salir de su trabajo, Gina De Jesus tenía 14 años en 2004 cuando fue dada por desaparecida al salir de la escuela y Michelle Knight, que tenía 21 años cuando desapareció, fue vista por última vez en la casa de una prima en agosto de 2002.

Las tres jóvenes secuestradas habrían estado embarazadas y abortado varias veces durante su cautiverio por las violaciones y golpes de los secuestradores, dijeron fuentes policiales.

Según el canal de televisión WKYC-TV de Cleveland, habría habido múltiples embarazos entre las jóvenes Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight.

Aunque no precisaron la cifra, en algunos medios se habla de hasta cinco embarazos. Asimismo, los investigadores están revisando el patio trasero de la casa donde se ha observado tierra removida.

Según el centro nacional para los niños desaparecidos y maltratados, unos 800.000 menores de 18 años desaparecen cada año en Estados Unidos. A menudo se trata de fugas o abandonos; sólo un centenar de casos por año constituyen un secuestro.

Espera pronto una nueva entrega con otro de los @HorroresHumanos, que nunca deben ser olvidados, para así jamás ser repetidos.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    2

  • Me entristece
    2

  • Me enoja
    4



Es tendencia