Noviembre 11, 2014

Horrores Humanos: Los Sangrientos Bender

Horrores Humanos: Los Sangrientos Bender

-“¡Ahora!” Gritó la hermosa Kate Bender, mientras su hermano John descargaba el martillo con furia sobre la cabeza de la victima, el Dr. William York. Luego del golpe, un fuerte estruendo. El pobre William no llegó a darse cuenta de que una trampilla se abría bajo él tragándolo para siempre. Casi 30 personas tuvieron el mismo triste final.

Marco histórico

Corría el año 1873, Estados Unidos estaba apenas superando la cruenta Guerra Civil, y para ayudar a poblar la vasta extensión de terreno que representan los Estados Unidos, se creo un plan de dar las tierras de lo que se convertiría posteriormente en Oklahoma a las familias que necesitaran tierras para asentarse.
Fue así como llega la Familia Bender a el pueblo de Ossage.

¿Quiénes eran los Bender?

La familia Bender consistía en 4 miembros:

John Bender, padre, de aproximadamente 60 años, hablaba muy poco inglés y cuando lo hacía su voz era tan gutural que era prácticamente inentendible.

Kate Bender, madre, La Sra. Bender tenía 55 años aproximadamente, también hablaba muy mal el inglés, pero lo que realmente la identificaba era su mal carácter que hacía que sus vecinos la llamaran “La Diabla”.

John Bender, hijo, de aproximadamente 24 años muy apuesto pero con una risa fácil que hacía que la gente pensara en él como retrasado mental.

Kate Bender, hija, de unos 23 años muy bella y bien hablada, era el corazón de la operación.

Se cree que los Bender eran inmigrantes alemanes, sin embargo sólo los dos varones eran inmigrantes, además no eran familia consanguínea. Bender padre provenía de Alemania o de Holanda y su nombre verdadero se cree era John Flickinger, el verdadero nombre de la Sra. Bender madre era Almira Hill Mark, y nació en las montañas Adirondack, estuvo casada con un tal Simon Mark, con quien se dice tuvo 12 hijos, posteriormente estuvo casada con un tal Stephen Griffith, de ella se dice que mató a varios maridos, pero esto nunca fue comprobado. Gracias a una Biblia encontrada en casa de los Bender, se cree que John hijo se llamaba realmente John Gebhardt y que Kate hija era realmente su esposa y no su hermana.

Esta “familia modelo”, construyó a orillas del camino una cabaña que posteriormente dividieron en varios ambientes, incluyendo una tienda de víveres y una pequeña posada. Fue allí donde Kate hija comenzó a hacerse famosa como médium, adivina y curandera, herramientas que junto a su belleza y su simpatía utilizaba para atraer víctimas.

¿Cómo, cuándo, dónde y por qué?

Una de las cosas que ha hecho celebre a la familia Bender era su particular método para matar: Las víctimas, ya sean atraídas por la bella Kate o por la necesidad de cama y comida para pasar la noche, eran recibidas en la casa y sentadas en el puesto de honor de la mesa, de espaldas a una cortina roja, Kate se sentaba frente al huésped y cuando lo creía oportuno daba la señal que indicaba a cualquiera de los John que era el momento de descargar un martillazo sobre la cabeza de la insospechada víctima.

Inmediatamente, se abría una puerta bajo los pies del pobre desgraciado y caía al sótano donde era esperado por la Mamá Bender quien procedía a cortarle el cuello rápidamente. Una vez despojado de todas sus pertenencias era enterrado en la parte trasera de la casa.

Se cree que todo empezó en 1869 con Joe Sowers, aunque existen dudas sobre si era o no una víctima de los Benders, lo siguieron el Sr. Jones, Ben Brown, W.F. McCrotty, Henry McKenzie, Johnny Boyle y 2 hombres no identificados, todos con la cabeza destrozada y el cuello cortado de oreja a oreja, enterrados en la propiedad de los Bender.

Todas las víctimas fueron despojadas de sus pertenencias y en muchos casos se trataba de pequeñas fortunas, como en el caso de Ben Brown, a quien le robaron unos 2.600$ que tenía en efectivo (unos 46.000 $ actualmente)

La caída de los Bender

En invierno de 1872, George Loncher luego del funeral de su esposa, tomó a su hija de 2 años y abandonó la comunidad de Independence rumbo a Iowa, nunca volvieron a verlos.

Su vecino el Dr. William York, se fue en su búsqueda, deteniéndose posada por posada preguntado por los Loncher, fue así como para su desgracia llego a la casa de los Bender. Nunca regreso a Independence.

Su hermano el Coronel Ed York quien era miembro del senado por parte del estado de Kansas por Independence, se movilizó junto a 50 hombres para buscar a su hermano desaparecido, es así como llegó a casa de los Bender el 28 de marzo de 1873.

Al preguntarles sobre su hermano estos le dijeron que el sí había pasado por la allí pero que no sabían el paradero de William. Kate inclusive le ofreció usar sus poderes para ayudar a la búsqueda de William. Entre una cosa y otra Ed decidió quedarse a cenar.

La leyenda dice que durante la cena, el Coronel York vio que bajo la cama había un relicario dorado, durante un descuido de Kate, este levantó el relicario y al abrirlo se percató que había dentro una foto de su hermano y su difunta esposa.
Inmediatamente Ed se excusó procedió a buscar a el resto de sus hombres y al Sheriff.

En la mañana de 29 de marzo un contingente de hombres llegó a la propiedad de los Bender, de estos no había ninguna señal, sin embargo las investigaciones trajeron a la luz un macabro descubrimiento.

Mañana macabra

La investigaciones al principio, solo trajeron a la luz el hecho de que algo muy extraño había sucedido en el sótano de la casa. De allí salía despedido un olor espantoso, sin embargo al investigar detenidamente, solo encontraron 3 martillos ensangrentados .

Posteriormente comenzó la búsqueda con una vara de metal por los terrenos aledaños. Cerca del mediodía encontraron el primer cuerpo.

En total, 24 cuerpos se encontraron antes del final de esa semana, incluyendo a George Loncher, su hija de 2 años y al pobre William. Se cree que los Bender mataron a muchas más personas.

De los Bender no se supo más, muchos clamaron haberlos atrapado y ajusticiado, sin embargo nadie intentó nunca cobrar la recompensa que se ofrecía por su captura.

Espera pronto una nueva entrega con otro de los @HorroresHumanos, que nunca deben ser olvidados, para así jamás ser repetidos.

@Culturizando

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1