En Imágenes: los animales más apestosos del mundo

En Imágenes: los animales más apestosos del mundo

Algunos animales simplemente no nacieron con un aroma agradable, tanto por cuestiones fisiológicas de defensa como por su modo de vida. Probablemente, ellos no se preocupan mucho por su condición de apestosos, pero sin dudas cuando los vemos, tratamos de alejarnos. Veamos cuáles son los animales apestosos y malolientes que más se destacan de la lista.

La vaca

Aunque de este animal sale una gran fuente de alimento para el humano, tanto por su carne como por su leche, igual sigue siendo un animal apestoso. Si alguna vez pasaste por una granja o campo de crianza, te habrás dado cuenta que es un hecho real. Una vaca puede producir de 250 a 500 litros de metano por día, lo que genera un montón de gas por cada vaca en un mismo espacio. A pesar de que la vaca puede sentir aromas a 9 kilómetros de distancia por su avanzado sentido del olfato, no parece molestarle su propio olor, y tampoco a los humanos.

Demonio de Tasmania

Además de su fama de animal peligroso, fomentada por los dibujos animados, es también conocido que el Demonio de Tasmania larga un olor muy fuerte cuando se siente bajo amenaza, o sea, cada vez que está cerca de un humano u otro animal. Es en general bastante tímido y solitario, por lo que el contacto con otros seres que lo perturben hace que libere esta sustancia maloliente.

Glotón (Gulo Gulo)

Cuando este animal ya no quiere seguir comiendo, rocía su comida con un fluido oloroso y la entierra para comerla más tarde. Esto permite que nadie se acerque a su comida, y hace más fácil el proceso de encontrarla luego. Además utiliza esta misma esencia para marcar su territorio y por eso se les ha dado el sobrenombre de “oso mofeta” o “gato repugnante”.

Escarabajo bombardero

Cuando se siente amenazado, el escarabajo bombardero lanza un gas con olor fuerte, haciendo un ruido característico. Puede realizar este proceso 29 veces consecutivas y el gas lanzado puede ser hasta 4 veces el tamaño de su cuerpo. Este gas está compuesto por dos sustancias químicas diferentes: hidroquinona y peróxido de hidrógeno. Cuando necesita usarlos para ahuyentar a los predadores estas sustancias se unen con enzimas de su cuerpo y son lanzadas por su cola.

Mofeta rayada

Este animal siempre tuvo fama de apestoso, y la mayoría de las personas saben que cuando se enoja, es posible que el olor generado no sea soportable. Cuando se sienten amenazados lanzan una sustancia por sus glándulas anales para ahuyentar a los predadores o aquellos que quieran lastimarlos. Esta mezcla de químicos sulfúricos le garantiza quedar solo en instantes, aunque realmente no es su intención usarlo seguido, sino mantenerse a salvo.

Chinche

Es conocido que este animal tiene uno de los olores más potentes, que libera cuando se siente amenazado por un predador. Encontrar una chinche en tu casa es motivo para sacarla de allí inmediatamente. Sin embargo, para ellos no solo es una defensa, sino un método de atraer a la pareja. Aunque a nosotros nos resulte asqueroso, no es así para las otras chinches. El líquido se produce en el tórax, entre el primero y segundo par de patas.

Oso hormiguero

Aunque no sea la información más difundida, el oso hormiguero tiene un olor de 4 a 7 veces más fuerte que el de la mofeta. Es posible olerlo a 50 metros de distancia por la potencia de la sustancia liberada. No es algo que se esperaría de un animal que come hormigas y es relativamente pacífico.

Zorrilla común

Pertenece a la misma familia de la mofeta, por lo que su parecido físico es enorme. Al igual que la mofeta, el olor desagradable de la zorrilla es muy fuerte y puede sentirse a más de un kilómetro de distancia. Algunos pueblos nativos usaban esta sustancia como perfume, y en la actualidad algunos cazadores la utilizan para camuflarse en los bosques. Es, sin dudas, el olor más apestoso generado por un animal.

Fuente: OjoCientifico


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    1

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia