El origen de un invento: el ‘post-it’

El origen de un invento: el ‘post-it’

Los post-it o pósit son unas pequeñas hojas de papel autoadhesivo de varias dimensiones, formas y colores, aunque predominan los amarillos. Se usan para escribir notas recordatorias, para pegarlas después en cualquier tipo de superficie. Luego de usadas, pueden despegarse fácilmente. Esto es gracias al adhesivo «poco pegajoso» que contienen, compuesto por microesferas copolímeras de acrilato.

Representan la pesadilla de quienes realizan el aseo de las oficinas y la obsesión de los que hacen listas de todo. Los Post-Its han sido producidos por 3M por billones desde que fueron inventados accidentalmente, en 1974.

Fue un diseñador llamado Art Fry, para entonces empleado de investigación y desarrollo de 3M, quien frustrado por los marcadores en las páginas de su cuaderno de himnos en su práctica del coro de Iglesia, decidió utilizar el pegamento desarrollado años antes por otro empleado de 3M, Spencer Silver, para crear el prototipo de los actuales post-it. Aplicó una pequeña cantidad de pegamento suave a una hoja de papel amarillo y nació el Post-It.

Desde entonces, 3M vende el producto a más de 100 países, en 62 colores diferentes.

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.


  • Me encanta
    1

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia