Dictadores Contemporáneos «Un viaje a la locura»: Ne Win

Dictadores Contemporáneos «Un viaje a la locura»: Ne Win
Hemos dedicado varias entregas de esta serie a algunos personajes del caribe, ahora vamos a cambiar un poco las coordenadas y hablaremos de Ne Win, el Jefe de Estado de Birmania (hoy Myanmar), quien gobernó desde 1962 hasta 1981.
Ne Win

Nacido como Shu Maung en Paungdale, Birmania en 1911, proveniente de una familia de clase media, Ne Win (como se rebautizó) realizó estudios superiores en la universidad de Ragoon desde 1929 hasta 1931 cuando abandona los estudios luego de reprobar un examen de biología.

El “Número 1” como se le conocía estuvo involucrado activamente en la lucha por la independencia de Birmania, que era colonia británica desde 1886.
Win llega al poder inicialmente en 1958 como gobernante interino luego de una serie de crisis que afectaron el mandato de su camarada U NU. Luego en 1960 se realizan elecciones democráticas en Birmania que son ganadas por U NU.
Ne Win toma el poder por la fuerza el 26 de marzo de 1962, luego de encarcelar a su antiguo camarada U UN (¿un poco complicado no?) y así Birmania comienza su lento viaje al pozo sin fondo de las dictaduras comunistas.
“El Número 1” era una persona extremadamente supersticiosa, su “número de la suerte” era el 9 y todos sus decretos salían los días 9, también le gustaba cruzar los puentes de espaldas ya que así burlaba a los malos espíritus.
Sus decisiones eran consultadas con un grupo de adivinos, videntes, brujos etc.., que estaban posiblemente más locos que él, por ejemplo preocupado de que su gobierno estaba demasiado inclinado hacia la izquierda (a pesar de que era un ferviente comunista buscaba «equilibrar» a la nación), le consulto a su grupo de “asesores”. La respuesta: Cambiar la manera de conducir de la izquierda a la derecha (para contrarrestar el izquierdismo), Ne Win inmediatamente dio la orden de cambiar la dirección del transito en el país.
Muy preocupado por su mortalidad Win, según se reporta, acostumbraba a darse baños periódicos en sangre de delfín para mantenerse joven y restaurar su vitalidad (como cosa curiosa llegó a los 91 años).
Birmania llegó a ser el principal productor de arroz en el mundo antes de la llegada de Ne Win, quien al tomar el poder en 1962, comenzó la “vía birmanesa al socialismo” (¿suena conocido?), centralizando todos los poderes y alejando la inversión extranjera.
Birmania comenzó una rápida disminución de la producción interna en todos los rubros, lo que llevó a un crecimiento del mercado negro que se encargaba de suministrar prácticamente todos los productos de consumo interno del país.
En 1972, Ne Win buscando darle otra cara a su gobierno militarista renuncia a su puesto como jefe de las fuerzas armadas e intenta iniciar un gobierno civil.
En 1974 se proclama una nueva constitución, los poderes son traspasados al consejo revolucionario (formado por Ne Win y todos sus militares allegados) y se le cambia el nombre al país, que pasa a llamarse “República Socialista de Birmania Unida” (¿nuevamente suena conocido no?).
Ese mismo año una escasez de alimentos desata fuertes disturbios en la nueva república, Ne Win presidente y primer ministro de la República Socialista de Birmania Unida, declara la ley marcial y manda a arrestar al Jefe del Ejercito por estar involucrado en una intentona golpista.
Ne Win soportó en el poder de manera directa hasta 1981 cuando el descontento generalizado de la población lo obliga a dimitir a favor de un gobierno títere.
La razón: en 1980 siguiendo los consejos de sus astrólogos quienes consideraban que el 9 era el número de la suerte, Win decide cambiar la denominación del papel moneda a 15, 30, 45 y 90 kyats dejando el antiguo papel moneda sin valor. El resultado: miles de personas perdieron sus ahorros y trabajos instantáneamente.
Sin embargo el “Número 1” se mantuvo en el poder de manera indirecta como jefe del partido único hasta 1988 que se vio obligado a abandonar todos los cargos públicos.
Ne Win murió a los 91 años en su casa, luego de enfrentar un juicio por intentona golpista.
Espera una próxima entrega con otro desquiciado del poder.

@elchevequebb para @Culturizando

  • Me encanta0
  • Me divierte0
  • Me asombra0
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia