El día que Rosa Parks no cedió su asiento a un blanco

El día que Rosa Parks no cedió su asiento a un blanco

Era 1 de diciembre de 1955, cuando Rosa Parks regresaba de su trabajo en autobús, en la ciudad de Montgomery, cuando primero un pasajero y luego el conductor le pidieron que se levantara de su asiento para dárselo al viajero blanco que acababa de subir.

Eso era lo que estaba establecido en las leyes de Alabama a mediados del siglo XX, pero Parks se negó. Existen pocos actos a lo largo de la historia tan pequeños pero con repercusiones gigantes.

Este acto de negarse a ceder su asiento a alguien blanco encendió la chispa del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos.

Parks tenía 52 años y era modista, pero en la época el uso de transporte estaba limitado en Alabama «Los negros van detrás; los blancos, delante, sin mezclarse. Si falta sitio para los blancos, los negros se levantan y en paz. Pero aquel día, la señora Parks se negó…», reseñaba ABC en aquel momento.

El acto de la mujer produjo un boicot masivo de la comunidad negra a los medios de transporte de Montgomery y un recrudecimiento del conflicto racial que estaba ya latente en Alabama.

Al negarse a levantarse de su asiento luego de volver de un duro día de trabajo –«estaba harta de ceder», escribió en su autobiografía, el conductor llamó a la Policía y Parks fue detenida y multada con 14 dólares a causa de su desobediencia a las leyes del país. La modista no pagó, presentó un recurso judicial que fue rechazado y terminó en prisión.

Rosa Parks colocando sus huellas dactilares en la comisaría (Wikimedia)

Las protestas iniciadas por la comunidad negra a finales de 1955 a causa de este hecho en primer momento fueron obviadas por las autoridades. Aseguraban que no era más que un descontento de momento que pasaría con el poco tiempo. Pero dos meses después, luego de que más de 100 personas habían sido detenidas comenzaron a preocuparse.

La tensión fue aumentando progresivamente. En los años 50, Alabama se convirtió en el estado piloto de Estados Unidos en el conflicto racial que apenas estaba comenzando a surgir. En 1950, la propia Rosa Parks se había unido al movimiento de derechos civiles y se convirtió en asesora de una organización que promovía el bienestar de los negros, la «National Association for the Advancement of Colored People». Y en 1954, un veredicto de la Corte Suprema declaró inconstitucional la segregación escolar, dando por hecho la igualdad cultural de negros y blancos.

Resulta magnífico el hecho de que su pequeño acto heroico provocara el levantamiento de una sociedad negada y rebajada durante tanto tiempo. Su gesto de valor hizo reaccionar a la comunidad que nunca volvió a ser igual.

Miles de personas y muchos líderes políticos desfilaron en el 2005 por el capitolio para decirle adiós. Fue la primera mujer que recibió honores funerales en tal insigne edificio, reservado a presidentes y grandes líderes.

Funeral de Rosa Parks en el Capitolio (Wikimedia)

Con información de PlayBuzz

  • Me encanta 38
  • Me divierte 0
  • Me asombra 4
  • Me entristece 2
  • Me enoja 5



Es tendencia