¡Cuidado con la hidroquinona!

¡Cuidado con la hidroquinona!

Por Erika De Paz |

Qué tormento con las manchas. Aparecen sin razón aparente, nos invaden sin pedir permiso, y pintan nuestra piel, obligándonos a recordarlas diariamente. Muchas mujeres culpan a las hormonas de estas pigmentaciones; otras aseguran que la razón está en sus genes; y hay quienes acusan a los años, esos que sin piedad nos pasan factura.

Pero aun cuando el origen de las manchas es variado, la exposición al sol es la principal razón de su existencia. Por ello, el uso de protector solar es fundamental si queremos evitarlas: una vez que salen, difícilmente podremos deshacernos de ellas.

Ciertamente, existe una infinidad de remedios caseros que prometen atenuarlas. Algunas mujeres se aplican una cebolla morada licuada o un poco de vinagre de manzana; otras le tienen fe a la sábila, a la leche y al poderoso tomate. Pero, seamos sinceros, ninguna mezcla a base de ramas y vegetales las hará desaparecer por completo.

Afortunadamente, en la actualidad existen numerosos tratamientos cosméticos que logran disimularlas; pero al ser costosos, no están al alcance de todos. En este sentido, muchos recurren a las cremas, un método más económico y, en muchos casos, igual de efectivo en eso de aclarar las detestables pigmentaciones.

Si sufres de manchas, seguro has escuchado hablar de la hidroquinona, uno de los compuestos más comunes para eliminarlas. Tal vez, no te has atrevido a usar cremas con este principio activo debido a la fama que tiene de ser cancerígeno (algo que todavía no se ha comprobado científicamente). Lo cierto es que desde hace años, la industria cosmética lo ha utilizado con éxito para aclarar la piel.

Esta sustancia, que puede ser natural o sintética, también sirve para revelar fotos blanco y negro, aunque evidentemente la que se utiliza para elaborar cremas es diferente. Son muchos los estudios que comprueban su efectividad como agente blanqueador: aclara, casi mágicamente, las manchas marrones de la piel.

Pero ¿a qué se debe tanta maravilla? Pues la hidroquinona es capaz de desactivar la enzima que produce la sustancia que le da el color a la mancha, y mata las células que ya tienen ese color. Frena la producción de melanina y evita que se oscurezca aún más la mancha. Pero también la aclara, al matar parte de las células que tienen color.

Hasta aquí la hidroquinona pareciera ser una crema milagrosa. Pero, entonces, ¿por qué todavía hay personas con manchas? Una de las tantas respuestas a esa pregunta son los efectos secundarios asociados al uso de esta sustancia.

Entre las complicaciones más frecuentes están la dermatitis irritante por contacto (enrojecimiento de la piel), la alergia al componente y la sensación de ardor. Las personas también pudieran presentar ampollas, hinchazón de la piel o lengua, dificultad para respirar y dolor en el pecho. Otros efectos secundarios relacionados con la aplicación de la crema por períodos prolongados son la pérdida de elasticidad en la piel, la decoloración en las uñas y la aparición de manchas cafés en la parte blanca del ojo.

Como este compuesto es delicado, no podemos utilizarlo a la ligera. Lo recomendable es hacer una prueba antes de aplicarlo sobre la mancha. Podemos colocar un poco de crema en la parte interna de un brazo; si llegara a ocurrir alguna irritación, lo mejor será suspender su uso y consultar con el especialista. Hay que tener en cuenta que una vez que comenzamos el tratamiento, debemos evitar exponernos al sol, y tenemos que aplicarnos a diario protector solar.

Lo recomendable es consultar con un dermatólogo para saber qué nos funciona y qué no; solo así lograremos tener la deseada piel de porcelana. Aunque la hidroquinona ha resultado ser efectiva y segura en cantidades recomendadas, es un componente delicado, por ello debemos ser cuidadosos si queremos comenzar a usarla. ¡Ya lo sabes!

Por Erika De Paz | IG @ERIKADPS | Foto: Manchas en la cara / Shutterstock


  • Me encanta
    2

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    7

  • Me enoja
    2



Es tendencia