Menú
Joseph Ratzinger, el papa emérito Benedicto XVI

Joseph Ratzinger, el papa emérito Benedicto XVI

Benedicto XVI fue el Papa número 265 de la historia de la Iglesia Católica y el primero en renunciar al papado desde el año 1415.

Sus primeros años 

Joseph Ratzinger nació el 16 de abril de 1927 en Marktl, Alemania, en el seno de una familia sencilla y muy católica de Baviera.

Se ordenó sacerdote junto con su hermano Georg en 1951, se doctoró en teología dos años más tarde y en 1957 obtuvo la licencia de profesor de teología dogmática. Enseñó en Freising, Bonn, Münster, Tubinga y, por último, Ratisbona.

Fue autor de varios libros y ensayos sobre temas religiosos y filosóficos, incluyendo su famosa obra «Introducción al cristianismo».

Ratzinger hablaba diez idiomas de los que dominó por lo menos seis: alemán, italiano, francés, latín, inglés y español. Además, lee el griego antiguo y el hebreo.

Benedicto XVI

Antes de ser elegido Papa, era el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el encargado de velar por la ortodoxia de la fe católica. Fue elegido Papa en 2005, tras la muerte de Juan Pablo II y tomó el nombre de Benedicto XVI.

Uno de los momentos más conmovedores fue la visita a Auschwitz en mayo de 2006, en la que el Papa alemán dijo: “En un lugar como éste, las palabras sobran, lo único que queda es un silencio estremecedor, un silencio que es un grito interior a Dios: ¿Por qué has podido tolerar todo esto?”.

Benedicto XVI fue el primer Papa en tener una cuenta de Twitter, que utilizó para compartir sus mensajes y reflexiones con sus seguidores. Su primer mensaje en @Pontifex decía: “Queridos amigos, me uno a vosotros con alegría por medio de Twitter. Gracias por vuestra respuesta generosa. Os bendigo a todos de corazón”.

Durante su mandato, Benedicto XVI se dedicó a promover la unidad entre las diferentes denominaciones cristianas y a fortalecer la relación de la Iglesia Católica con otras religiones. También se esforzó por luchar contra la corrupción y la pobreza a nivel mundial, y por promover la paz y la justicia social.

Últimos años de Benedicto XVI

Los últimos años como Papa estuvieron marcados por la reaparición del escándalo de la pedofilia y de los Vatileaks, filtración de documentos extraídos del escritorio papal y publicados en un libro. Benedicto XVI se mostró decidido y duro a la hora de afrontar el problema de la «mugre» dentro de la Iglesia. Introdujo normas muy estrictas contra los abusos a menores, y pidió a la Curia y a los obispos que cambien de mentalidad. Llegó a decir que la persecución más grave para la Iglesia no proviene de sus enemigos exteriores, sino del pecado dentro de ella.

En 2013, tomó la decisión histórica de renunciar al papado, citando su avanzada edad y su falta de fuerza física como motivos. Desde entonces, dedicó su tiempo a la oración y al estudio, y fue una figura de influencia y respeto en la Iglesia Católica y en el mundo en general.

Tras su renuncia, se celebró el cónclave del que resultó elegido el cardenal Jorge Mario Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, como romano pontífice, que tomó el nombre de Francisco.

A pesar de que su mandato fue breve en comparación con otros Papas, Benedicto XVI dejó una huella duradera en la historia de la Iglesia Católica. 

La Oficina de Prensa del Vaticano el 31 de enero de 2022 anunció su muerte, en la residencia del Monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano, a la edad de 95 años.

Foto: Wikimedia

--

--


Lo que más gusta

Lo más destacado

x