El aceite de coco no es tan saludable como se creía

El aceite de coco no es tan saludable como se creía

Existen creencias bien justificadas de que los productos naturales son mejores para la salud, sin embargo, esto no siempre ocurre y en algunas oportunidades esos productos pueden ser dañinos para el cuerpo humano. Esto ocurrió con el aceite de coco, el cual se creía que era un buen producto para cocinar y cuyo nivel de grasas saturadas era mínimo, la ciencia descubrió que no es tan saludable como se pintaba.

Un nuevo informe de la American Heart Association (AHA) señala que esta grasa vegetal es tan poco saludable como la mantequilla y la carne de vacuno.

De acuerdo con un artículo publicado en la revista Circulation –que observó todo tipo de grasas y sus vínculos con las enfermedades cardiovasculares-, el aceite de coco tiene un 82% de grasas saturadas; mucho más que la mantequilla regular (63%), el aceite de oliva (14%), el aceite de maní (17%) y el aceite de girasol (10%).

Las grasas saturadas, a diferencia de otras, pueden provocar un aumento de la cantidad de “colesterol malo” en el torrente sanguíneo, lo que a su vez aumenta el riesgo de contraer enfermedades del corazón. Estas grasas están en la mantequilla, la manteca de cerdo, los pasteles, las galletas, las carnes grasas, el queso y la crema, entre otros alimentos, ahora se incluye en la lista al aceite de coco.

“Una encuesta reciente informó que el 72% del público estadounidense clasificó el aceite de coco como ‘alimento saludable’, en comparación con el 37% de los nutricionistas”, señala la AHA. “Esta desconexión entre el público y la opinión de expertos puede atribuirse a la comercialización del aceite de coco en la prensa popular”.

Un meta-análisis de una serie de experimentos demostró de manera concluyente que la mantequilla y el aceite de coco son igualmente dañinos en términos de aumentar la cantidad de colesterol pernicioso en la sangre. Por lo tanto, es recomendable usarlo de manera moderada.

Es importante recordar que un poco de grasa es fundamental en una dieta sana y nutritiva, porque los ácidos grasos son esenciales para la correcta absorción de vitaminas, y se cree que las grasas insaturadas son una buena fuente de esta biomolécula lipídica. Estas grasas están en los aguacates, los aceites de pescado, las nueces y las semillas.

De igual manera el aceite de coco sigue siendo beneficioso para su uso externo. Debido a esta gran cantidad de grasa que posee, es beneficioso para la piel reseca, las arrugas, el cuero cabelludo, etc. Es importante conocer siempre a profundidad las características de los productos naturales y de esta manera consumirlos de la mejor manera.

Por María Gabriela Roa | @gabyroab |Culturizando

Con información de: Iflscience.com

 

 


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia