Cómo entender a tu perro

Feb 17, 2017 | Animales - Vida

Por Inspirulina |

Para las personas hoy en día sus mascotas forman parte de la familia. Los perritos en la casa se han convertido y son tratados casi como una persona más. El hecho es que comparten con nosotros, forman parte de nuestras actividades, están incluidos en los viajes y las fotos familiares, viven y se comunican con nosotros.

Sin embargo, a veces puede ser complicado comprenderlos claramente porque no hablamos el mismo idioma, pero observando su comportamiento y prestándole la debida atención podemos reconocer y comprender qué quieren decirnos a través de su lenguaje corporal. Investigando sobre este tema encontramos una infografía de una tienda de mascotas online, llamada Portal del criador, que ilustra muy bien este tema.

Por ejemplo, podemos saber cuándo está enfadado o cuándo quiere jugar, ya que para llamar la atención el perro es capaz de emplear diferente técnicas: puede seguirte por toda la casa, tocarte la rodilla con su pata, incluso puede ladrarte, todo dependerá de lo que quiera conseguir, y pueden ser muy insistentes. Cuando se sienten asustados su cola siempre estará entre sus patitas y las orejas hacia atrás, y buscarán tu apoyo y cariño para sentirse seguros.

Estas características están presentes en todas las razas, incluyendo a perros grandes como los golden retriever, pastores alemanes, bulldogs, que al ser razas muy fuertes e inteligentes, e incluso algunas suelen desempeñarse en trabajos como guardias, policías o guías, a veces quienes los entrenan olvidan que a pesar de ser muy obedientes y todos unos héroes, también pueden sentir temor y ansiedad.

Si el caso es que está enfadado, y esto puede pasar porque esté asustado o se sienta atacado, escucharás gruñidos y ladridos, también sus orejas entran en el lenguaje y dependiendo de lo que esté molestándolo estarán hacia atrás o hacia adelante. Por eso es importante observarlos y estar pendientes de qué hacen y cómo se comportan en cada situación. El lenguaje de los perros es el mismo, no importa si se trata de razas pequeñas o razas de perros grandes. Puede ser un gran danés o un pequeño chihuahua y comunicarse contigo de la misma forma.

Cuando un perrito quiere jugar estará relajado y te moverá la colita con energía; además, puede que haga una reverencia con el pecho, la cabeza al ras del suelo y las patas delanteras estiradas, eso también puede ser una manera de saludarte o darte los buenos días.

Tu mascota depende de ti y cuenta contigo siempre, por eso debes prestarle atención para que puedan comunicarse. La relación con tu mascota también es una relación que debes siempre fortalecer desde el cariño y la comprensión. Esto lo puedes hacer poniendo a su disposición todo lo que necesita desde su comida hasta los juguetes.

 

Inspirulina | @inspirulina

Foto: Perro en el sofa / Shutterstock