¿Por qué se les dice “culés” a los aficionados del Barcelona?

¿Por qué se les dice “culés” a los aficionados del Barcelona?

El Fútbol Club Barcelona es uno de los equipos más reconocidos y seguidos en todo el mundo. Su relevancia va más allá del fútbol, ya que cuenta con plantillas de relevancia en diferentes disciplinas deportivas. Conoce el origen de por qué se les dice “culés” a los aficionados y jugadores de esta institución…

Todos los equipos de fútbol, tanto las selecciones como los clubes, tienen un apodo que los representa. Al equipo del Atlético de Madrid le dicen “colchoneros”, al del Real Madrid “merengues” o al del Manchester United “diablos rojos”. Cada uno de estos motes tiene una historia.

Asimismo, en el caso del F. C. Barcelona, tiene dos sobrenombres característicos para el equipo y sus aficionados. El primero de ellos es “blaugranas”, que es bastante lógico; viene de la combinación de los colores del equipo. La traducción de azul en el idioma catalán es blau, y se le combina con el otro color representativo de la institución, el granate. Este apodo también lo traducen al español, llamándolos “azulgranas”.

El otro apodo es mucho menos fácil de intuir, se trata de “culés”. Esta forma de llamarlos nació a principios del siglo XX, en la época en el que Barcelona jugaba en la calle de la Industria, en un estadio que se llamaba Camp de Les Corts, entre los años 1922 y 1957, hasta la construcción del actual Camp Nou.

Un partido en 1925 en el Camp de Les Corts. – Imagen: WikiMedia.-

Desde los años 20, el F. C. Barcelona es uno de los equipos más populares y seguidos de España. El Camp de Les Corts albergaba, en un principio, solo a 25 mil espectadores; esta cifra se quedaba corta para la audiencia de los encuentros más importantes del club.

La solución que encontraron los aficionados blaugranas para que todos pudieran ver los partidos fue sentarse sobre el muro que rodeaba todo el estadio. De esta forma, en las afueras del estadio podía verse los traseros de los espectadores que se encontraban sobre el muro.

En la lengua catalana, la palabra trasero tiene por traducción cul, por lo que se les empezó a conocer a los aficionados del equipo como “culers”. La pronunciación de esta palabra sería “culés”.

El apodo “culé” siguió usándose para los aficionados del F. C. Barcelona a través de los años, hasta usarse para los jugadores y miembros del club. Este mote representa una forma de referirse al equipo con casi 100 años de tradición.

Con información de: La Liga / Ovación Digital / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 1
  • Me divierte 4
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1



Es tendencia