Lo que debes saber sobre Sudán del Sur

Lo que debes saber sobre Sudán del Sur

La República de Sudán del Sur es un país ubicado en el centro de África, con capital en la ciudad de Juba. Sudán del Sur limita con Sudán al norte, Etiopía al este, Kenia, Uganda y la República Democrática del Congo al sur, con la República Centroafricana al oeste. Luego de aprobarse en un referéndum el pasado enero, finalmente este 9 de julio, Sudán del Sur declaró su independencia.

Culturizando te trae algunos datos relevantes sobre este nuevo país, con todo lo que debes conocer sobre Sudán del Sur:

El territorio que actualmente conforma Sudán del Sur fue parte del Sudán Anglo-Egipcio y después, de la República de Sudán desde su independencia en 1956.

Sudán del Sur, habitada por múltiples etnias nilóticas principalmente cristianas y animistas, quedó bajo el dominio del sector norte sudanés, de predominancia árabe y musulmana.

En septiembre de 1983, el entonces presidente de Sudán, Yaafar Mohammed Numeiri, creó un estado federal que incluía tres estados federados en Sudán del Sur, pero más tarde los disolvió, lo que provocó el inicio de la segunda guerra civil entre las tropas sudanesas y el secesionista Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán.

El gobierno sudanés permitió la autonomía de la región tras un acuerdo de paz firmado el 9 de enero de 2005 en la ciudad keniata de Naivasha. Bajo dicho acuerdo, Sudán del Sur se convirtió en una región autónoma de Sudán con su propio gobierno y constitución interina, aprobada el 5 de diciembre de 2005.

El 7 de febrero de 2011 se hicieron públicos los resultados oficiales, que arrojaron un apoyo del 98,83% a los partidarios de la independencia, la cual fue proclamada el 9 de julio de 2011.

Hay poca documentación de la historia del actual territorio de Sudán del Sur hasta el comienzo del dominio egipcio en el norte en la década de 1820 y la posterior ampliación de capturas de esclavos en el sur.

La información antes de esa época se basa en gran medida en la historia oral. Según estas tradiciones, pueblos nilóticos como los dinka, nuer, shilluk y otros, entraron por primera vez a Sudán del Sur en algún momento antes del siglo X. Durante el período comprendido entre el siglo XV hasta el siglo XIX, las migraciones tribales, en gran parte de la zona de Bahr al Ghazal (Río de la Gacela), reunieron a estos pueblos en su ubicación actual. El pueblo azande (no nilótico) entró en Sudán del Sur durante el siglo XVI, habitando en el estado más grande de la región. En el siglo XVIII, el pueblo avungara entró y rápidamente impuso su autoridad sobre los azande.

Durante siglos, las barreras geográficas impidieron el avance del Islam hacia el sur del Sudán, manteniendo el dominio avungara y el patrimonio social y cultural de las diversas etnias que habitaron el actual Sudán del Sur.

Intentos de colonización por parte de franceses y belgas fueron repelidos por guerrillas avungara y azandes. Recién a fines del siglo XIX, la llegada de británicos y egipcios rompería esta independencia de las tribus sursudanesas.

Egipto, en ese entonces un estado vasallo del Imperio otomano, dominaba el territorio del actual Sudán desde 1821 y realizó su primer intento expansionista al sur cuando en la década de 1870, el jedive Ismail Pasha crea la provincia de Ecuatoria.

El primer gobernador nombrado por parte de Egipto fue el británico Samuel Baker en 1869, seguido por Charles George Gordon en 1874 y de Emin Pasha en 1878. La rebelión de los años 1880 en Egipto contra la fuerte influencia europea, desestabilizó la provincia naciente y Ecuatoria dejó de existir como un puesto de avanzada de Egipto en 1889. De esa época, algunos asentamientos permanecieron, como Lado, Gondokoro, Dufile y Wadelai.

La rebelión mahdista de Muhammad Ahmad extendió su influencia desde Sudán al sur, pero tras la muerte de dicho líder, no pudieron mantenerse cohesionadas y fueron derrotadas por las fuerzas anglo-egipcias, quienes finalmente establecieron su dominio formando el condominio del Sudán Anglo-Egipcio en 1899, incorporando la antigua Ecuatoria.

En 1894, en tanto, colonizadores belgas habían formado el Territorio de Lado, un del Estado Libre del Congo. A la muerte del rey Leopoldo II de Bélgica, el territorio pasó a manos británicas que lo incorporaron al Sudán, pero dos años después cedieron su parte meridional a Uganda.

Ante la inminencia de cambios, el Reino Unido decidió modificar el estatus del Sudán para lo cual convocó a una conferencia en Juba en 1948. Aunque la idea original de los europeos era incorporar el sur del Sudán a su protectorado en Uganda, finalmente se decidió acabar con el régimen diferenciado y tener una colonia unificada, pese a las protestas de los sectores del sur.

En 1953, finalmente británicos y egipcios aceptaron dar la independencia al condominio y formar en 1956 una República del Sudán con capital en Jartum y de carácter unitario.

Las tensiones entre ambos grupos étnicos bajo un único gobierno no tardaron en florecer y en 1955, soldados del sur protagonizaron unos motines que derivarían en la Primera Guerra Civil Sudanesa.

El conflicto, que enfrentó al gobierno central con el Movimiento de Liberación del Sur de Sudán, sólo terminó en 1972 con la firma de un protocolo de paz en Adis Abeba que permitiría la creación de un gobierno autónomo en Sudán del Sur.

El acuerdo otorgaría una década de paz hasta que el presidente sudanés Yaffar al-Numeiry anunciara el establecimiento de un estado islámico y la aplicación de la sharia en todo el país, lo que provocaría el estallido de la Segunda Guerra Civil Sudanesa.

Tras años de enfrentamiento, el conflicto terminó oficialmente con la firma de un acuerdo de paz en enero de 2005 entre el gobierno de Sudán y el Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (ELPS).

El acuerdo reestableció el gobierno autónomo sursudanés hasta por seis años, tras lo cual se realizaría un referendo sobre una posible secesión. Este referendo se realizó en enero de 2011 que otorgó una abrumadora mayoría de un 98,83% a la opción independentista.

Tras esos resultados, el gobierno sudanés de Omar al-Bashir aceptó la división del país, la que se llevó a cabo el 9 de julio de 2011 cuando se proclamó oficialmente la República de Sudán del Sur.

Reacción internacional ante la Independencia de Sudán del Sur

La Unión Europea como institución y los veintisiete Estados miembros «felicitan calurosamente» a los sudaneses del sur por su independencia» y aseguran que «seguirán apoyando una transición pacífica en Sudán del Sur», según destacaron en un comunicado conjunto.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien se encontraba en Yuba dio la bienvenida de la comunidad internacional a la República de Sudán del Sur en un discurso en el que recordó que «hoy se corona una larga lucha que se caracterizó por la violencia y la muerte de muchas personas».

El Gobierno de España anunció el pasado febrero el reconocimiento de Sudán del Sur después de la celebración del referéndum.

Alemania dio la bienvenida a la República de Sudán del Sur como miembro más joven de la comunidad internacional y subrayó la importancia de construir «cuanto antes un Estado estable», dijo su ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle.

En un comunicado difundido por la presidencia, el jefe del Estado francés, Nicolas Sarkozy, señaló que la independencia de Sudán del Sur significa «la culminación de un proceso excepcional, que comenzó con el acuerdo global de paz de 2005.»

Por su parte, China, valedor de Sudán del Sur, por su petróleo anunció su reconocimiento del país, y el establecimiento de lazos diplomáticos a nivel de embajada, señaló el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei.

Al otro lado del Atlántico Brasil expresó sus deseos de «paz» y «prosperidad» para Sudán del Sur, «el nuevo miembro de la comunidad internacional.»

El vicepresidente de Cuba, Esteban Lazo, se reunió con el presidente, Salva Kiir Mayardit, antes de su investidura.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    1

  • Me enoja
    0



Es tendencia