Enero 22, 2015

Leer para creer: Entre reyes, reinas y presidentes

Leer para creer: Entre reyes, reinas y presidentes

El 25 de febrero de 1500, la embarazada reina Juana I ‘La Loca’ (1479-1555), estando a la sazón en Gante, se sintió indispuesta, retirándose al retrete, donde sorprendentemente (por lo rápido e imprevisto) dio a luz a su hijo Carlos (1500-1558), que años más tarde sería coronado como rey de España, con el nombre de Carlos I, y como emperador de Alemania, con el de Carlos V.

En 1920, el presidente de la república francesa, Paul Eugene Deschanel (1856-1922), viajaba camino de Lyon a bordo del famoso tren ‘Orient Express’ cuando se cayó en marcha vestido únicamente con su pijama y en circunstancias un tanto extrañas. Aunque sobrevivió al accidente, a lo que no sobrevivió políticamente fue a las burlas que arreciaron sobre su persona y que, cuatro meses después, le obligaron a dimitir.

Nominalmente, Luis Felipe fue rey de Portugal durante unos veinte minutos, con el nombre de Luis III, al resultar herido mortalmente en el mismo momento en que su padre, Carlos I, era asesinado, el 1 de febrero de 1908. El suyo es considerado como el reinado más corto que recuerdan los anales históricos.

El rey Prajadhipok (1893-1941) de Siam, la actual Tailandia, firmó un seguro con la Lloyd’s de Londres que lo cubría contra la pérdida involuntaria de su trono. Habida cuenta de que efectivamente lo perdió en 1935, tras diez años de reinado, la compañía de seguros británica le abonó lo pactado y pudo vivir desahogadamente los seis restantes años de su vida.

Por Ángel Daniel Fernández @andafero

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0