Las dos caras de Teodora: primera feminista y cruel reina de las orgías

Las dos caras de Teodora: primera feminista y cruel reina de las orgías

Teodora (501-548), emperatriz bizantina esposa de Justiniano I, gozó de gran popularidad y poder, y es considerada por muchos, como la primera feminista de la historia.

Hija de una familia circense, contrajo matrimonio con Justiniano I y se convirtió en emperatriz en el periodo de Máximo esplendor del Imperio bizantino.

Gran legisladora, se encargó de dictar diversas leyes de corte feminista que protegieron ampliamente los derechos de la mujer:

• De ella salió la primera ley del aborto que se conoce.

• Mejoró la ley del matrimonio que daba máxima libertad incluso para cometer bigamia.

• Protegió del castigo al adúltero o la adúltera.

• Permitió el matrimonio libre entre clases sociales, razas o religiones.

• Permitió que la mujer se pudiera divorciar libremente.

• Prohibió la prostitución forzosa.

• Instauró la pena de muerte por violación.

• Reglamentó los burdeles para evitar abusos debiendo estar regentados por las propias mujeres.

Sobre esta poderosa mujer hay detalles oscuros de su vida relacionados sobre su intensa actividad sexual: se dice que, durante una fiesta, hizo el amor con los diez invitados y con los treinta criados que les servían. Además era muy dada a utilizar animales en sus bacanales.

Ser amante de Teodora resultaba fatal. Si un joven la seducía, lo elevaba a una posición de riqueza y poder; pero el agraciado vivía poco. Tan pronto como su pasión se concentraba en otro, el antiguo amante era acusado de sodomía, o de otra anormalidad. Luego, se lo quitaban todo, y llegaba a ser despojado de sus ropas públicamente, siendo golpeado ferozmente y castrado.

Uno de sus antiguos amantes, tras ser denunciado como homosexual, se refugió en un templo. Teodora entró en el santuario, con sus guardias, ordenó que le rajasen el pene, y lo dejó sangrar hasta morir.

Curiosamente fue beatificada por la iglesia ortodoxa, ya que se arrepintió y llevó los últimos ocho años de su vida en un convento, guardando pureza corporal y espiritual.

@Culturizando
Fuente: erroreshistoricos.com

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia