La tragedia griega que persiguió a la familia Onassis

La tragedia griega que persiguió a la familia Onassis

Aristóteles Onassis fue uno de los hombres más millonarios de su época. Si bien era muy exitoso para los negocios, su vida es conocida por todas las desgracias que le acontecieron a él y a su generación que personifican, nunca mejor dicho, la “tragedia griega”

Aristóteles Sócrates Onassis (Turquía, 15 de enero de 1906 – Francia, 15 de marzo de 1975) fue el hombre más rico de su época. Proveniente de una familia acomodada, se vio obligado a abandonar su país natal por tener raíces griegas, en el contexto de la guerra greco-turca. Vivió en Argentina a temprana edad y se introdujo en el negocio del tabaco; sin embargo, la verdadera avalancha de dinero vendría con los negocios del transporte marítimo, que lo llevarían luego a las aerolíneas y los bienes raíces.

Onassis (1932) – Imagen: Wikimedia.-.

Por si fuera poco, sus tratados con el príncipe Rainiero III de Montecarlo le permitieron poseer gran parte del elegante territorio.

Su fama como magnate se posicionó aún más cuando se casa por primera vez con Athina Livanos, hija de otro multimillonario griego. Este sería el comienzo de una tormentosa vida amorosa y familiar.

Familia Onassis: matrimonio, amoríos y tragedia

La capacidad de persuasión de Onassis para los negocios se extendió también a sus conquistas amorosas. Con Livanos tuvo dos hijos, Alexander, su primogénito y luz de sus ojos, y Christina, una chica de actitud rebelde que le causó dolores de cabeza. Esta unión duró hasta 1960, cuando el millonario oficializa su relación con la cantante griega de ópera Maria Callas.

Callas y Onassis tuvieron un romance a todo dar, muy seguido por la prensa. La relación se extendió cerca de una década, terminando de forma escandalosa cuando el empresario decide casarse con Jackie, la famosa viuda del expresidente John F. Kennedy, que viene de vivir su propia tragedia. Cuando Jackie decide divorciarse del millonario, Christina negocia con ella para darle cierta cantidad de dinero, a cambio de que no reclamase más nunca la fortuna del marido.

La tragedia empapó a Onassis cuando su hijo Alexander muere en 1973, a causa de un accidente aéreo. Onassis, quien ya venía deprimido por su separación con Callas (a quien intentó recuperar nuevamente una vez casado con Kennedy), se hundió todavía más en la tristeza. La madre de sus hijos, Athina, fallece un año después (1974) por una sobredosis de barbitúricos.

Se dice que el gran amor de la vida de Callas fue Onassis y viceversa. Ambos vivieron romances posteriores a su relación y todos fueron tumultuosos – Imagen: Wikimedia.-

A los 69 años, el magnate fallece por neumonía, impulsada por su gran consumo de habanos.

Queda entonces como heredera de todos los bienes Christina, la única hija viva de Onassis, que había perdido a toda su familia cercana en menos de tres años. Su vida no se vio exenta de problemas y tempestades. Se casó en cuatro ocasiones:

  • Su primer esposo, Joseph, era 27 años mayor que ella, tenía hijos y era divorciado. El rumor más extendido es que Aristóteles desaprobaba la unión, porque su hija tenía solo 20 años. El matrimonio duró menos de un año.
  • El segundo matrimonio fue con un millonario griego llamado Alexander, de quien se divorció un año y poco tiempo después.
  • Se casa por tercera vez con un naviero ruso llamado Sergei y se separan dos años después.
  • Su último matrimonio fue con Thierry, un empresario francés. De esta unión tuvo a su única hija, Athina. Christina pidió el divorcio cuando se enteró de una infidelidad que mantenía su esposo con una modelo.

Christina Onassis era perseguida por la prensa, bien por ser la única heredera viva de la familia y por su ostentoso estilo de vida, que siempre le traía consecuencias como el sobrepeso, complicaciones con una depresión clínica y el exceso de pastillas como los somníferos. Finalmente fallece en 1988, tras un edema pulmonar, con tal solo 37 años.

Christina Onassis (1978) – Imagen: Wikimedia.-

La única descendiente viva que quedó fue Athina, la hija de Christina, que fue criada por su padre y su madrastra en Suiza. Al contrario de su familia, Athina lleva un estilo de vida de bajo perfil, sin llamar demasiado la atención. Desde inicios de los 2000, ha vendido propiedades y joyas que había heredado de su madre y de su abuelo.

Con información de Wikipedia / La Vanguardia / El País

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 2
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0



Es tendencia