¿Desde cuándo se descansa los domingos?

¿Desde cuándo se descansa los domingos?

El nombre “domingo” proviene del latín ‘dies Dominicus’ (día del Señor), porque era cuando los cristianos celebraban la Resurrección de Jesús. Sin embargo, en la antigüedad se consideraba el primer día de la semana, el día de descanso era el sábado. Te contamos por qué se descansa los domingos.

El Sabbat: El día de descanso

De acuerdo a los escritos bíblicos se debe guardar reposo o descanso el séptimo día de la semana, puesto que así lo hizo Dios cuando creo el mundo. En la época antigua, para los cristianos, este día de descanso, el último día de la semana, era el sábado, igual que para los judíos.

Según el Nuevo Testamento, los apóstoles se reunían los domingos para la partición del pan, no obstante, el sabbat (que en hebreo significa precisamente “descanso”) seguía siendo el día de reposo obligatorio.

Dies Solis: Día del Sol

Mientras los cristianos guardaban el sábado en la Antigua Roma guardaba con especial cariño el domingo, que ellos llamaban el dies Solis (día del Sol en español, Sunday en inglés y Sonntag en alemán). Este día lo dedicaban a adorar la divinidad pagana denominada Sol Invictus.

El emperador romano Constantino I el Grande, uniría las dos tradiciones en su reinado. Luego, el gran Julio César decretaría el 7 de marzo de 321 que el todavía llamado dies Solis sería tomado como día de asueto civil obligatorio.

La Iglesia católica confirmaría este cambio mil años después. En el Concilio de Trento, celebrado en el siglo XVI, anunciaría: “Complace a la Iglesia de Dios que la celebración religiosa del día sabbat se debe transferir al día del Señor: el domingo”.

Es por ello que en casi todos los países con raíces cristianas los domingos quedaron prohibidos los trabajos manuales, el comercio y el baile. Finalmente, gracias a la Revolución Francesa (1789), el descanso del domingo sería decretado legalmente como un derecho laboral. Y por estas razones es que actualmente se descansa los domingos.

Con información de: Muy Historia /  | Foto: Hombre leyendo un libro / Shutterstock

  • Me encanta 2
  • Me divierte 1
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia