La Historia del condón o preservativo

La Historia del condón o preservativo

El condón es una envoltura que el hombre pone sobre su pene durante la penetración sexual. La etimología, o el origen del nombre, «condón», aún se desconoce. Existen por lo menos dos explicaciones posibles de cómo el condón recibió su nombre. Existen numerosas historias que indican que «condón» proviene del Dr. Condom o Quondam, un médico de Carlos II de Inglaterra, quien hacía preservativos con los intestinos de animales para el rey. Sin embargo, es más probable que «condón» sea derivado de condes, que en latín significa receptor.

En la actualidad, mucha gente ve a los condones como un producto de la edad moderna y entiende que su uso sigue siendo fundamentalmente como anticonceptivo. Sin embargo, la literatura demuestra que el condón tiene una larga historia, y las personas de diferentes culturas lo han utilizado como una forma de profiláctico o como protección contra las infecciones de trasmisión sexual.

A continuación te traemos un recorrido a través de la historia y la evolución del condón o preservativo:

• Se cree que la forma más antigua de condones (en el sentido moderno) fue utilizada en tiempos tan remotos como el 1000 AC. por los egipcios. Consistía en una tripa de animal anudada en un extremo. También se han encontrado algunas imágenes del año 1000 a.C., donde se muestran a los antiguos egipcios con preservativos de lino.

• Se sabe que los chinos utilizaban papel de seda aceitoso para la protección.

• La evidencia más temprana del uso del condón en Europa es en las escenas de las pinturas de la cueva en Combarelles en Francia entre los años 100 AC y 200 DC.

• La primeras descripciones y escritos publicados con respecto al uso como profiláctico fueron registrados por el italiano Gabrielle Fallopius (el que les dio su nombre a las femeninas trompas) en el 1500. También refirió haber inventado una envoltura hecha del lino y que en los ensayos realizados entre 1100 hombres, ninguno se infectó con sífilis.

• Los condones más viejos que se han encontrado remontan al año 1.640, excavados en Dudle Castle, Inglaterra. Estos condones se hicieron con intestinos de pescados y animales.

• El condón, hecho de la tripa animal, llegó a ser bien conocido y renombrado en la literatura de los años 1700. En ese tiempo ya se sugieren que las características del condón como profiláctico y anticonceptivo ya habían sido observadas. Ya en 1766 muchos comercios publicaban panfletos y anuncios.

• La documentación también sugiere que el amante legendario del siglo XIX, Casanova, fue un usuario regular de este tipo de contracepción. El se refería a los preservativos como “Redingote Anglaise” (capa inglesa de montar a caballo).
• También, para esos tiempos, los japoneses utilizaban dos tipos de condón. El “Kawagata” o “Kyotai” era hecho de cuero fino y el “Kabutogata” hecho de caparazón de tortuga o de marfil.

• El condón de goma fue desarrollado poco después la creación del caucho vulcanizado en la década de 1840, por Goodyear y Hancock. La vulcanización es el método o el proceso de tratar el caucho crudo con ácido sulfúrico y someterlo a calor intenso. Este proceso convierte al cucho en un material elástico y fuerte.

• La fabricación líquida del látex en 1930 reemplazó al caucho. Esta sigue siendo la base para la fabricación hasta hoy.

• A pesar de la larga historia como profilácticos, el uso del condón declinó a partir de la década de los 60 hasta los 80 debido a la introducción y popularidad de las píldoras para el control de la natalidad. Además, en esta época, otros dispositivos intrauterinos (espirales) tuvieron amplia aceptación.

• Con la llegada del VIH/SIDA a principio de los años 80, una vez más los condones se convirtieron en herramientas vitales para la prevención de infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH.

• A partir de los años 90 la tecnología ha mejorado considerablemente y ha permitido la producción de versiones mucho más sofisticadas como las que se conocen comercialmente en la actualidad.

@LaHistoriaDe

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.

  • Me encanta4
  • Me divierte1
  • Me asombra5
  • Me entristece3
  • Me enoja9



Es tendencia