José Lezama Lima, el escritor que contradijo a la Revolución Cubana

José Lezama Lima, el escritor que contradijo a la Revolución Cubana

Durante el boom de la literatura latinoamericana, varios autores del subcontinente americano ganaron fama mundial, pero no a todos les llegó igual de rápido el reconocimiento. Para el escritor cubano José Lezama Lima, el camino hacia la gloria estaría plagado de obstáculos, muchos de los cuales surgieron a raíz de su actitud crítica frente a la Revolución de Castro. Conoce la historia completa aquí.

Poesía de contrabando

A Lezama Lima se le ha denominado con frecuencia de autor “barroco”, “hermético” y hasta “órfico”. Estas etiquetas tan variopintas tienen en común la idea de un sentido escrito oscuro, resbaladizo, que rehúye las interpretaciones directas. Esta característica, que podría sentarle bien a un poeta, resulta extraña en un novelista. No obstante, Lezama entra en el boom con una novela que replica en más de una forma los modos expresivos de la poesía.

¿Significa esto que Paradiso, la revolucionaria novela de Lezama, es ilegible? No. Lo que significa es que la escritura de Lezama le exige al lector, desde el inicio, poner a un lado ciertas preconcepciones sobre el hábito de la lectura.

Más que narrar desde el verbo, es decir, desde la acción (que es lo que ocurre habitualmente en literatura), Lezama narra desde la metáfora, dibujando en el aire una serie de imágenes poéticas que son las que echan a andar verdaderamente la historia. Por esto varios autores consideran que Paradiso es una novela-poema.

En los años 60, quienes habían venido siguiendo el trabajo de Lezama hasta la aparición de Paradiso, no se extrañaron de ver el estilo tan singular que el autor usa para contar su historia. En efecto, en más de una ocasión Lezama señaló que su novela presentaba una continuación orgánica con su poesía.

El reto que representa leer este autor explica en parte por qué Lezama no alcanzó de golpe el mismo reconocimiento que otros escritores del boom. Pero aparte de la resistencia natural que la escritura lezamiana presenta, hubo también razones políticas que influyeron notablemente en el atraso de la gloria del cubano.

Diferencias ideológicas con la Revolución Cubana

Cuando la Revolución triunfa en Cuba, el 1 de enero de 1959, Lezama Lima se encuentra en el grupo de intelectuales y artistas latinoamericanos que se adhieren a la causa de Castro y sus guerrilleros. Pero esta relación, prometedora en un comienzo, pronto empezará a deteriorarse.

Hay varias razones para el distanciamiento progresivo que hubo entre Lezama y el gobierno de Castro. Baste con decir que el escritor cubano personificaba varios de los anatemas sociales a los que los revolucionarios se habían propuesto poner fin.

Lezama era católico frente a un gobierno comunista, y homosexual frente a un gobierno que perseguía y reprimía a los homosexuales en los campos de trabajo forzado de las UMAP (las Unidades Militares de Apoyo a la Producción).

Aunado a lo anterior, Lezama intentaría promover la idea de una Cuba inserta dentro de las corrientes de la cultura universal, justo cuando los agentes culturales de la revolución buscaban impulsar un nacionalismo rampante.

Polémica en torno a Paradiso

La publicación en 1966 de Paradiso, obra con la que Lezama se estrena como novelista, viene a resquebrajar aún más las relaciones entre el escritor y el oficialismo.

Con Paradiso, Lezama puso en jaque a los editores de la UNEAC (la Unión de Escritores y Artistas de Cuba). Estos, tras recibir la novela y leerla, se dieron cuenta bien rápido del riesgo político que significaba acceder a su publicación. El negarse a sacar el libro, no obstante, daba fundamento a la acusación de censura, ejercida esta sobre uno de los escritores de mayor ascendente de la isla. El asunto era asaz complicado.

El dilema con Paradiso era que contenía escenas de amor homosexual, algo que iba enteramente en contra del dogma revolucionario.

Finalmente, un borrador de la novela llegó a manos del propio Fidel Castro. Este, a pesar de reconocer que el contenido del libro era, políticamente hablando, poco conveniente, terminó por concluir que el lenguaje de Lezama evitaría que la novela fuese leída por las masas. Así le llegó a Paradiso, desde el puesto más alto de la burocracia revolucionaria, el “apruébese” para su publicación.

No obstante el aval del jefe supremo, los órganos de difusión cultural de la isla le prestaron le escasa atención a la obra. Y aunque la primera edición, de cuatro mil ejemplares, se vende en muy poco tiempo, pasarían 25 años antes de que en Cuba se volviese a sacar otra edición de Paradiso.

El “caso Padilla” y la ruptura definitiva con el gobierno

La ruptura definitiva entre el autor y el gobierno vino con el “caso Padilla». En 1968, el jurado del concurso de poesía Julián del Casal, presidido por Lezama Lima, declara de manera unánime ganador a Heberto Padilla, por su poemario Fuera del juego. La poesía crítica de Padilla dejaba en evidencia los errores en el manejo del pode de los revolucionarios.

El libro de Padilla se publica en Cuba, pero vendrá con una advertencia, a modo de prólogo, en donde la editorial y un grupo de escritores vindicadores se desligan de su contenido, por considerarlo contrario a los principios de la Revolución Cubana. Fiel a los suyos, Lezama se niega a aparecer entre los firmantes.

En marzo de 1971, Padilla es detenido, acusado de conspirar contra el gobierno. Al mes siguiente el poeta es puesto en libertad, pero solo para este pueda escenificar una lamentable opereta televisada, en donde Padilla admite los cargos que se le imputaban, e invita a otros intelectuales, críticos de la gestión de Castro, a arrepentirse también.

Para Manuel Díaz Martínez, miembro del jurado que había premiado a Fuera del juego, aquel acto de constricción improvisado era una estrategia, con la que el gobierno revolucionario buscaba desacreditar, a nivel internacional, a la disidencia interna de Cuba. Aun así, desde el exterior varios artistas criticaron seriamente el trato dado a Padilla.

Durante su alocución, Padilla acusa que “los juicios de Lezama no siempre han sido justos con la Revolución”. Lezama se alejaría de la vida pública poco después de este suceso.

En 2018, la revista cultural Rialta publicó una serie de artículos para reconstruir con detalle cada uno de los momentos críticos del “caso Padilla”.

Documentales sobre el escritor

Sobre la vida y obra de Lezama Lima se han realizado hasta la fecha dos documentales: Lezama Lima: Soltar la lengua (2018) y Letters to Eloísa (2019).

El primer documental, dirigido por Ernesto Fundora, reconstruye la vida del autor partiendo principalmente de los testimonios aportados por diferentes escritores y otros personajes que conocieron a Lezama. El retrato de Fundora logra acercar al espectador tanto al José Lezama Lima de carne y hueso como al hombre de las ideas.

En el segundo documental, la directora Adriana Bosch parte del epistolario titulado Cartas a Eloísa –de donde proviene el nombre del largometraje, para reconstruir la figura del intelectual asediado y puesto a un lado por la dirigencia de la revolución. La  cinta también cuenta con el testimonio de diversos intelectuales.

Los escritores Manuel Pereira y José Lezama Lima. Pereira fue uno de los autores que brindó su testimonio para ayudar a reconstruir el semblante de Lezama en ambos documentales – Imagen: Wikipedia.-

En el libro Cartas a… la hermana menor del poeta, Eloísa Lezama Lima, reúne y organiza la correspondencia que Lezama mantuvo a lo largo de 15 años con diferentes escritores latinoamericanos, como Julio Cortázar, Severo Sarduy , Carlos Monsiváis, y con ella misma.

El documental de Adriana Bosch fue mostrado de en línea, de manera gratuita, en el Miami Film Festival, el 19 de mayo del 2020.

Con información de: Biografías y Vidas / Cubaencuentro / El País / Rialta / Wikipedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia