Grandes discos de todos los tiempos: Back In Black – AC/DC

Grandes discos de todos los tiempos: Back In Black – AC/DC

El 25 de julio de 1980, AC/DC, la banda de los hermanos escoceses Angus y Malcolm Young, lanza Back in Black – AC/DC, el segundo álbum más vendido de la historia (más de 50 millones de copias). Según la nota de la revista Rolling Stone acerca de las mejores 500 canciones de la historia, la canción mas exitosa del disco, Back In Black – AC/DC, se encuentra en el puesto 187, y, además, esta incluido en el libro de Robert Dimery, “1001 discos que hay que escuchar antes de morir”.

Casi un año después de su último disco, Highway to Hell, y el pleno goce del gran éxito recibido por el mismo, el 19 de febrero de 1980 Bon Scott, cantante de la banda, fue encontrado muerto debido a una infección etílica y broncoaspiración.

Luego de discusiones dentro del grupo acerca del futuro de la banda, los miembros Angus Young (guitarra), su hermano Malcom Young (guitarra), Phill Rudd (batería) y Cliff Williams (bajo), llegaron a la conclusión que continuar con la banda sería la mejor decisión. Pero de nuevo se enfrentaron con otra problema, ¿Quién debía reemplazar a Bon Scott? Después de una larga búsqueda que incluyó audiciones, AC/DC indicó que el sucesor de Scott sería el vocalista inglés del grupo Geordie, Brian Johnson, quien comenzó a trabajar con la banda en abril de 1980.

Finalmente en julio de ese mismo año, AC/DC anuncia su nuevo álbum, Back In Black – AC/DC, de 10 canciones, que fue producido por Robert Lange. El título del álbum (“regreso de negro”), alude a la decisión de la banda de continuar, seguir adelante luego de la trágica muerte de su cantante Bon Scott, haciéndole honor a este gran vocalista. La tapa del mismo posee el logo de AC/DC arriba de un fondo negro.

La primera canción del álbum, «Hells Bells» hace claramente honor al fallecido Scott, comenzando con cuatro campanas de iglesia antes del riff de Angus Young y la letra se asemeja a la vida llevada por el anterior cantante de la banda. A esta le sigue «Shoot to Thrill», comenzando con un tranquilo riff de Angus Young que se transforma en pura potencia cuando comienza la batería y, mas adelante, la segunda guitarra y el bajo.

«What do you do for Money Honey» una amenazante canción que desde el comienzo mezcla sus poderoso platillos y su fuerte guitarra, que se acompaña de la gran voz de Brian Johnson, quien anunciaba que “había venido para quedarse”.

En «Giving the Dog a Bone» y «Let Me put My Love into You», luego de los inconfundibles riff, que parecen darle tranquilidad a la canción, el cantante alcanza unos agudos extraordinarios y a estos se le suma la dureza de las guitarras que llevan a los solos de Angus Young, y a finalizar el tema mezclando potencia con voz.

La pista número seis es «Back in Black». Esta posee uno de los más conocidos y mejores riffs de la historia del rock, y demuestra un gran regreso de la banda luego de la muerte de su primer cantante. Presenta una excelente letra, la cual es interpretada de una manera considerable por Brian Johnson, que combinada con la rudeza de los hermanos Young en las guitarras, la sencilla base de bajo y fuertes golpes de batería, llevaron a esta canción a posicionarse entre las mejores canciones de la historia y ha ser interpretada por varios artistas, incluyendo a Foo Fighters, Carlos Santana, Skid Row e incluso Shakira.

«You Shook me All Night Long» es una de las canciones que se centra más en la letra, la cual narra la historia de el cantante Brian Johnson con una mujer hermosa en sus comienzos con AC/DC. Presenta un riff poco rudo y, a medida que transcurre el tema, aumenta su volumen, hasta culminar el tema con fuertes gritos de Brian Johnson y fuertes acordes de guitarra, seguidos por los platillos de Phill Rudd. Alcanzó el puesto número 35 en el Billboard Hot 100, los mejores singles presentados semanalmente a través de la revista Billboard.

«Have a Drink on Me» es el octavo tema, que, gracias al ingenio de los hermanos Young, mezcla el Blues con el Rock & Roll de los años setenta. La melodía se mantiene a lo largo del tema, con los coros de los miembros de la banda, que demuestra una gran forma de volver luego de la muerte de Scott, para dejar huella en la historia del rock & roll.

En el noveno lugar se encuentra «Shake a Leg» una clásico Rock & Roll, pero con ritmos mas rápidos a medida que avanza el tema. Es una inyección de adrenalina, y a esta altura del disco AC/DC demuestra que ha vuelto para volarte la cabeza en pedazos, acto que sucede en el décimo y último tema del álbum, «Rock ‘n’Roll Ain’t Noise Pollution». Esta canción recibe ese nombre debido a la respuesta al gobierno de Nueva Zelanda, quien había comparado a la música de AC/DC como una “contaminación acústica”. Esta pista contiene todo: Rock duro, Blues, un gran riff, sonidos potentes, grandes agudos del cantante y, por sobre todo, un magnifico solo de guitarra por Angus Young.

La figura de Bon Scott aplaude, y Brian Johnson ha impuesto respeto en el mundo luego de éste magnifico álbum. AC/DC decide salir del luto, haciendo honor al difunto cantante, para convertirse en una de las bandas más exitosas del mundo. Sin duda, una de las mejores maneras de “volver” a la vida luego del suspenso dejado por el No-Fin del Mundo.

Una colaboración de @fransoracco para @Culturizando

  • Me encanta 3
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia