Gramática: «capilla ardiente», ni se «celebra» ni «tiene lugar» (+Definición)

Gramática: «capilla ardiente», ni se «celebra» ni «tiene lugar» (+Definición)

La Fundación del Español Urgente recuerda que resulta inapropiado decir que una capilla ardiente (o ardente) se celebra o tiene lugar.

Cuando hablamos de capilla ardiente nos referimos a una ‘cámara donde se vela un cadáver o se le tributan honras’. Otras definiciones que ofrece el Diccionario académico son ‘la [capilla] de la iglesia en que se levanta el túmulo y se celebran honras solemnes por algún difunto’ y ‘oratorio fúnebre provisional donde se celebran las primeras exequias por una persona, en la misma casa en que ha fallecido’.

Como puede verse, en los tres casos se habla de un lugar, no de un acto. Y dado que los lugares no pueden celebrarse ni tener lugar, resultan impropias frases como «mañana se celebrará la capilla ardiente de las víctimas del siniestro» o «la capilla ardiente del consejero fallecido tendrá lugar en el tanatorio de la localidad».

Las capillas ardientes pueden instalarse, disponerse, abrirse…, pero no son actos que se puedan celebrar ni acontecimientos que puedan tener lugar, por lo que la Fundéu BBVA recomienda que se eviten esas expresiones inadecuadas.

¿Qués es una capilla ardiente?

La capilla ardiente o también ardente, es un conjunto de ornamentos, algunos de ellos luminosos, hoy en día eléctricos utilizados durante un velatorio o funeral, a fin de simular velas y así honrar al recién fallecido antes de sepultarlo o cremarlo. La capilla ardiente está conformada básicamente por dos filas de lámparas eléctricas en forma de velas, al medio el ataúd con el cadáver del difunto, un reclinario para quienes deseen orar y un Cristo en la pared anterior al ataúd, éstos dos elementos suelen darse en velatorios católicos o protestantes.

En la actualidad, las capillas ardientes se montan tras la muerte de un personaje popular del mundo de la cultura, la política u otros para la veneración de sus admiradores o fieles.

Fuente: Fundeu.es

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia