Ford T: el automóvil que cambió la historia

Ford T: el automóvil que cambió la historia

El 27 de septiembre de 1908 salió el primer modelo T de Ford, y a partir de allí la historia de la producción de automóviles cambiaría para siempre. Conoce la historia del Ford T, el primer auto de producción en serie…

El Ford T es un modelo de automóvil fabricado por la Ford Motor Company entre 1908 y 1927; a este ejemplar Henry Ford lo llamó “el automóvil universal”. En sus casi dos décadas de producción se vendieron más de 15 millones de unidades, una cifra descomunal para el momento.

El modelo T representó un antes y un después en la industria automotriz, gracias a una serie de decisiones y cambios que se aplicaron durante su producción. Este auto tuvo un precio inicial de 850 dólares, que representaba una gran diferencia frente a los precios de la competencia, entre 1.500 y 3.000 dólares.

Este vehículo pasó a la historia por popularizar el sistema de producción en cadena, creado por Frederick Taylor, un teórico de la organización. A pesar de que Ford se hizo famoso por usar la producción en cadena con este modelo, no fue el primero en hacerlo de la industria. Ranson Eli Olds fundador de Oldsmobile ya lo había hecho, y con resultados muy favorables que aumentaron en seis veces su producción.

La principal diferencia entre la producción de Ford Motor Company y la Oldsmobile con respecto a este sistema fue la escala en la que fue empleado. Ford lo implementó a grandísima escala, puso a cada trabajador con una tarea específica distinta, algo que le garantizó una mayor productividad.

Los cambios que llevaron a Ford al éxito

Se empezó a implementar cambios poco a poco que representaron un impacto grande en el precio del vehículo. Por ejemplo, Ford solicitó que los pedidos se le hicieran llegar en cajas de madera de buena calidad, y de cierto tamaño, para reutilizarlas en la fabricación del piso de los autos.

En 1913 empieza la producción en masa, lo que abarcó la mitad del mercado de EE. UU., cada 10 segundos se producía un modelo T. En 1914 se decidió pintar los autos únicamente de color negro, ya que esta pintura secaba mucho más rápido.

Para 1925 el automóvil costaba 260 dólares; con este modelo se estaba llegando a un mercado que no se estaba aprovechando, la clase media. Aunque en este momento es muy común ver que todas las marcas tienen líneas para distintos presupuestos, en el pasado todos los autos tenían un precio muy elevado.

Gracias a su sistema de producción y al bajo costo de la elaboración, fue posible producir modelos T fuera de EE. UU., asegurando su calidad. La expansión de Ford con el modelo T, su sistema masificado de producción y sus bajos costos cambiaron la industria de automóviles para siempre.

Este modelo implementó algo que sigue vigente, y es que fue el primer auto en mover hacia la izquierda de la parte frontal el volante. En 1999 el modelo T de Ford ganó el Premio del Automóvil del Siglo XX, otorgado por periodistas especializados debido a su gran impacto en el mundo de los vehículos.

Con información de: MotorPasión / Diario Motor / Carros y clásicos / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia