Menú
Evaldas Rimasauskas: el hombre que estafó a Google y Facebook

Evaldas Rimasauskas: el hombre que estafó a Google y Facebook

Conoce la insólita historia de cómo un hombre estafó millones de dólares a las principales empresas de redes sociales del mundo. ¡Descubre el caso de Evaldas Rimasauskas!

Es difícil pensar que empresas tan grandes como Google o Facebook podrían ser estafadas digitalmente, pero no es así. Un hombre lituano estafó por cientos de millones de dólares a estas compañías entre el 2013 y el 2015.

Su nombre es Evaldas Rimasauskas y fue condenado a cinco años de prisión por estafar 98 millones de dólares a Facebook y 23 millones a Google. Lo común es preguntarse cómo es posible que un hombre haya estafado tanto dinero a estos gigantes, y la respuesta es: enviando facturas falsas.

Rimasauskas tuvo una estrategia bastante pensada, creó una compañía en Lituania con el mismo nombre de Quanta Computer, una empresa taiwanesa. Google y Facebook habían trabajado antes con esta empresa que ofrecía productos de hardware.

Lo que hizo Evaldas Rimasauskas fue falsificar contratos y pedidos, y luego enviar las facturas a las compañías, que al ver las pruebas simplemente las pagaban. Durante dos años estuvo enviando facturas, cada vez de mayores costos, y repartía el dinero en bancos de Letonia, Chipre, Hungría y Hong Kong.

Tanto Google como Facebook comunicaron que lograron recuperar la mayoría del dinero inmediatamente, al darse cuenta de la estafa. En el 2017 Rimasauskas fue capturado y en el 2019 recibió la condena de cinco años de prisión en EE. UU.; además, tuvo que devolver 50 millones de dólares que todavía poseía en cuentas en el exterior.

Evaldas Rimasauskas y los Fraudes BEC

Este tipo de estafa se conoce como fraudes BEC, (Business Email Compromise en inglés). El engaño consiste en falsificar una cuenta de email de alguna empresa reconocida, o acceder a sus cuentas, para pedir dinero haciéndose pasar por la entidad.

Es muy común esta clase de estafas en todo el mundo; tanto es así que el FBI advierte desde el 2016 el auge en el que se encuentra este tipo de estafas, y evidentemente los gigantes cibernéticos no se salvan de ello.

Con información de EuropaPress / Xataka / ABC / El Mundo


Lo que más gusta

Lo más destacado