En 10 Datos: Cómo manejar el estrés en sólo 5 minutos

En 10 Datos: Cómo manejar el estrés en sólo 5 minutos

¿Estás en la oficina y el día parece que no termina por las miles de actividades que tienes que hacer? ¿Vas de regreso a casa y el tránsito te desespera? ¿Te cuesta trabajo conciliar el sueño porque te la pasas pensando en todo lo que tienes que hacer al día siguiente? Si contestaste que sí a algunas de las anteriores preguntas quiere decir que estás preso del estrés. Tómate cinco minutos de tu día y realiza una de las actividades que te recomendamos a continuación, notarás los resultados rápidamente, ¡te lo aseguramos!

10. ¡Abraza a alguien!
Está comprobado científicamente que los abrazos cambian el estado de ánimo de las personas. Así que si sientes que te encuentras en un día muy pesado, sólo pídele a algún amigo de tu oficina que te abrace. Te darás cuenta que en automático percibirás una sensación de bienestar y esto te permitirá seguir adelante con tu día de actividades.

9. ¡Rompe las rutinas!
Muchas veces el estrés se genera porque las personas caen en una rutina y ya saben qué es lo que sigue en su día. Por eso, los expertos recomiendan que por lo menos un día a la semana hagas alguna actividad distinta. Por ejemplo, puedes pararte de tu lugar en el trabajo y hablar con alguien con quien no sueles hacerlo. También puedes dejar de comer en el comedor de empleados e ir a algún restaurante cerca de tu oficina. Con este tipo de actividades tu actitud cambiará y te será mucho más llevadero el resto del día.

8. ¡Ríete!
Recuerda que la risa es liberadora y catalizadora de muchas emociones, por eso muchos terapeutas recomiendan que trates de reírte lo más que puedas durante tu día. Así que cuando sientas que las cosas no están saliendo como tú lo planeabas, recuerda alguna situación chistosa o habla con esa persona que sabes que es muy buena contando chistes.

7. Escucha música que te guste
Tú, al igual que todas las personas, tienes algunas canciones que poseen la cualidad de ponerte de buen humor en cualquier momento, ya sea porque te traen un buen recuerdo a la mente o simplemente porque ese cantante es de tus favoritos. Por eso es recomendable que tengas a la mano tu reproductor de música con esa selección de canciones para que, si en tu día se atraviesa un mal momento, puedas escucharla y sentirte bien nuevamente.

6. ¡Escápate!
Muchas veces la gente se siente más estresada porque cree que no podrá terminar todas las actividades que debe realizar. Por eso es recomendable escaparte un momento de todo tu entorno. Piensa un poco en las vacaciones que pronto tomarás o en algún episodio que te cause placer: seguramente traerá una sonrisa a tu rostro que te dará esa energía que necesitas para disminuir tu carga de estrés.

5. Huele un perfume
Oler una fruta, un perfume o algo que tenga un aroma que te guste ayudará a tu cerebro a asociarlo con un momento placentero que te producirá un nivel de relajamiento en un día complicado. Este tipo de recursos son ideales para llevarse en el automóvil y sacarlos en el momento en el que sientas inquietud porque mueres por llegar a casa y el tránsito no te lo permite.

4. Acaricia algo que te guste
Puede ser un peluche, una pelota antiestrés o hasta un pedazo de tela. Esto te ayudará a reducir el nivel de ansiedad generado por las actividades diarias y permitirá que te tranquilices un poco. Está comprobado que el utilizar las manos para acariciar genera en el cerebro una sensación de bienestar. Inténtalo la próxima vez en tu siguiente junta de trabajo.

3. Come algo
Los chocolates es una de las sustancias que más ayuda a desestresarse a las personas, ya que libera las hormonas conocidas como endorfinas u hormonas de la «felicidad», las cuales ayudan a cambiar el estado de ánimo. Si no tienes un chocolate a mano, hazlo con tus dulces favoritos. Siempre es importante tener en tu cajón algunas golosinas que te salvarán en un ataque de estrés.

2. Bebe un poco de té
Una buena taza de té siempre te ayudará en un día cansado. La sensación de beber algo caliente nos brinda una caricia a nuestro cuerpo. Por eso, junto con los dulces, guarda en tu cajón algunos sobres de té de tus sabores preferidos. Los más recomendables son los de manzanilla, canela, limón o tilo. Un consejo: no bebas uno de 12 flores a menos que no puedas dormir porque produce demasiado sueño.

1. ¡Camina un momento!
Si te sientes muy encerrado por pasar tanto tiempo dentro de la oficina, tómate algunos minutos y da un paseo por la calle. El aire fresco, ver otras caras y estar en contacto con la naturaleza te hará sentir mucho mejor. Cuando sientas que el recorrido es suficiente, regresa a la oficina. Incluso te puede servir para tomar esa decisión que te tiene tan inquieto.

Fuente: Ehow


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia