El maravilloso mundo de las palabras: origen y significado de ‘Burguesía’

El maravilloso mundo de las palabras: origen y significado de ‘Burguesía’

Burguesía es un término de origen francés (bourgeoisie), que designa a la clase media acomodada. Los seres humanos vivimos en sociedad. Este concepto, que procede del latín sociĕtas, se utiliza para nombrar al conjunto que forman aquellas personas que comparten un territorio, una cultura, etc. Dentro de una sociedad, es posible advertir diversas divisiones simbólicas, que separan a los individuos en capas o clases.

La noción de burguesía se usa para nombrar a una de estas capas sociales: a la que forman los sujetos que ocupan uno de los estratos medios-superiores. Puede decirse, por lo tanto, que los burgueses son personas de clase media-alta.

El término suele emplearse para nombrar al estrato social que, durante la Edad Media, formaban las personas que no obedecían a un señor feudal. Los sujetos que producían artesanías por su cuenta o los comerciantes, por lo tanto, eran los integrantes de la burguesía de la época, situándose por debajo de quienes ejercían el feudalismo pero por encima de los siervos.

Por extensión, puede decirse que la idea de burguesía nació para denominar a la clase social que no era privilegiada (ya que no estaba formada por los religiosos ni por los nobles) y que tampoco pertenecía al ámbito campesino.

La burguesía fue clave para la caída del Antiguo Régimen y la instauración del capitalismo. Esta creciente clase social necesitaba de una organización diferente del Estado, que defendiera sus intereses y no los intereses de los sectores tradicionalmente privilegiados.

Entre los valores que históricamente defiende la burguesía, se encuentra el derecho a la propiedad privada, la división de los poderes estatales y el fomento de las posibilidades de ascenso social.

Sociedad burguesa

La sociedad burguesa es la formación social en la que la relación de los productos básicos – el comprar y el vender – se ha extendido a todos los rincones de la vida. La familia y el estado continúan existiendo, pero – la familia termina rompiendo sus lazos, convirtiéndose cada vez más en una relación de contracto comercial, en vez de respetar, querer y cuidar a una generación tras otra. El estado conserva sus instrumentos esenciales de violencia, pero cada vez más se ve influido por el dominio del interés comercial, reduciendo la actuación a los servicios del comprador y vendedor a favor de la comunidad.

La clase dominante en la sociedad burguesa es la burguesía, a quien pertenece la producción así como las propiedades privadas, a pesar de que las fuerzas productivas se han socializado y pueden operar a una escala comercial mundial. La clase productora en la sociedad burguesa es el proletariado, la clase social que no tiene nada para vender pero que cuenta con la capacidad para trabajar. Esto significa que su producción pertenece a la burguesía ya que no tienen otra cosa que ofrecer a cambio que la fuerza del trabajo.

Este sistema de compra y venta basado en la fuerza del trabajo es conocido como trabajo asalariado y es propio de la sociedad burguesa, a pesar de existir desde la Revuelta Campesina en 1381. La clásica forma del trabajo asalariado es el pago por trabajo a la hora o a la semana. En la actualidad, la mayoría de trabajadores realizan su labor de acuerdo a una serie de contratos o piezas de trabajo, pero estas formas solo disfrazan la relación subyacente, que sigue siendo la de la mano de obra asalariada.

Democracia burguesa

Centra su objetivo en un gobierno que sirve a los intereses de la propia clase burguesa. La palabra democracia se considera unida a “gobierno”, por lo que en ella todas las personas de la sociedad tienen ciertas libertades: aquellos que son propietarios de la producción, la burguesía, son libres de comprar y vender la fuerza del trabajo que es producida únicamente para su propio beneficio. Aquellos que solamente poseen su capacidad de trabajo, el proletariado, son libres de venderse a sí mismos a cualquier burgués, el cual comprará su fuerza de trabajo a cambio de mantener su supervivencia; dotando de más poder a la clase social dominante, la burguesía.

Fundamentalmente, el estado representa los intereses de una clase por encima del resto. Según Lenin, “la democracia burguesa es una dictadura del proletariado”.

Con informnación de: definicion.de | comofuncionaque.com


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    1



Es tendencia