El curioso origen de las cadenas de mensajes

El curioso origen de las cadenas de mensajes

En la era dorada de MySpace o MSN, podías recibir decenas de cadenas de mensajes al día donde se comunicaba que si no reenviabas la información a  todos tus contactos, algo terrible pasaría… Pero, esta peculiar tradición se remonta a mucho tiempo atrás del famoso Messenger…

Aunque las conocidas cadenas tuvieron su mayor auge en los tiempos de MSN, empezaron mucho antes – Imagen: Wikimedia.-

Pueden encontrarse ciertas diferencias en las distintas cadenas de mensajes virales, como errores ortográficos o cambios leves en la trama, pero generalmente tienen el mismo fin: difusión sin una razón específica.

Sin embargo, aunque no te pedían dinero, probablemente las cadenas de mensajes más molestas eran las que incluían información amenazante, o hoax, como los que te intimidan con fenómenos sobrenaturales si no reenvías el mensaje, por ejemplo: “Si no reenvías esto a todos tus contactos la niña fantasma se aparecerá en tu cuarto y te matará” o “a partir de cierta fecha MSN comenzará a ser pago, pero si reenvías este mensaje podrás seguir usando el servicio gratis”; también algunas que pedían dinero, como una muy famosa sobre un príncipe nigeriano que incluso pedía expresamente datos bancarios, entre otros mensajes falsos e intimidantes.

El furor por reenviar un mensaje amenazante fue tal, que en algún momento el Departamento Estatal de Correos en EE. UU. tuvo la necesidad de hacer algo para contrarrestar el fenómeno, y aunque creas que las cadenas de mensajes comenzaron en la época de los correos electrónicos, esta anécdota se remonta a 1936… Una época donde no había internet, y de hecho, ni siquiera existían las computadoras como las conocemos hoy en día.

¿De dónde vienen?

Probablemente las cadenas de mensajes como las conocemos hoy en día tengan su origen en la era de la fotocopiadora, ya que eso hacía mucho más fácil el hecho de que pudieran hacerse muchas versiones más rápidamente.

También tuvieron un importante auge a inicios del siglo XX, cuando se utilizaba el papel carbón, o papel calca, ya que así se evitaba el proceso de reescribir el mismo mensaje muchas veces.

Sin embargo, su verdadero origen proviene probablemente de las llamadas “cartas divinas” que se remontan a muchísimo antes…

Un origen antiquísimo

Durante la Edad Media eran muy comunes las cartas divinas, que consistían en mensajes casi idénticos replicados, pero aunque parezca que este período de años es sumamente antiguo, algunas personas consideran que esta tradición de replicar un mensaje específico en masa es incluso más vieja…

El Libro de los Muertos es considerado uno de los primeros pioneros en cuanto a las cadenas de mensaje – Imagen: Wikimedia.-

El Libro de los Muertos garantizaba a todos los que copiaran la tumba, que tendrían la oportunidad de resucitar después de la muerte, y el antiguo texto egipcio data de 1500 a. C. Pero no solo en la antigua religión egipcia podemos encontrar pruebas de mensajes que te piden difusión a través de una amenaza: “Y si alguno quita de las palabras del libro de esta profecía, quitará Dios su parte del árbol de la vida” que proviene del Apocalipsis, 22:19 de la Biblia.

Aunque podamos considerar que proviene de mucho antes de lo que podríamos pensar, no se puede negar que su presencia ha aumentado considerablemente en los últimos dos siglos, ya que por ejemplo también existen las cadenas de mensajes con fin lucrativo, donde se pide al receptor agregar dinero, pero este tipo de cadenas fueron prohibidas en Estados Unidos cuando se trataba de correspondencia.

En la actualidad, el correo electrónico es utilizado con un fin más laboral y es menos común que una persona reciba una cadena o un hoax por esa vía, pero también es importante señalar que ya el MSN no existe, que la plataforma MySpace ha ido quedando en desuso, pues ambos portales eran fundamentales en la difusión de este tipo de mensajes…

Sin embargo, aunque ya no tengan presencia en las plataformas que más las propagaron, las cadenas todavía pueden encontrarse en juegos de Twitter, Facebook o Instagram, o por mensajes de WhatsApp o Telegram, donde se reenvían fake news o el típico mensaje de “WhatsApp dejará de ser gratis a partir de…” como se hacía por correo electrónico y MSN.

La cadena fraudulenta sobre el príncipe nigeriano que pedía cuentas bancarias, ha recaudado alrededor de 700 mil dólares por año, y el mensaje puede encontrarse por servicios virtuales o correspondencia – Imagen: Wikimedia.-

No cabe duda que independientemente de su forma o de su origen, las cadenas de mensajes seguirán presentes en nuestra cultura popular y siempre buscarán la manera de propagarse y sobre todo reinventarse, así que si compartes esta nota con tus amigos y familiares te garantizamos que no te ocurrirá nada malo…

  • Me encanta 0
  • Me divierte 3
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia