Menú
Cómo la bombilla incandescente nos llevó a la tecnología LED

Cómo la bombilla incandescente nos llevó a la tecnología LED

Estamos tan acostumbrados a utilizar la tecnología LED disponible en teléfonos, laptops y televisores que pocas veces nos detenemos a pensar en el arduo trabajo de investigación que numerosos científicos realizaron para llegar a ello. Una búsqueda que comenzó con Thomas Edison para obtener una fuente de luz duradera y eficiente, creando así toda una revolución tecnológica.

La bombilla de Swan y Edison

Incentivados por la necesidad de crear una fuente de luz que funcionara con electricidad para sustituir el sistema de iluminación a gas y kerosene del siglo XIX, se crea la bombilla tradicional o lámpara incandescente. En 1879 Joseph Wilson Swan logra patentarla en Inglaterra con una gran limitación respecto a su durabilidad. Sin embargo, ese mismo año el norteamericano Thomas Alva Edison aporta a la bombilla el filamento de bambú carbonizado logrando extender así su vida útil y convirtiéndola en un proyecto comercialmente viable, patentándola en 1880.

Con ello se inicia la producción en masa de uno de los inventos más importantes de nuestra época, siendo comercializado a un precio accesible y reemplazando la tradicional luz a gas. A pesar de su éxito, la bombilla de Edison solo convertía en luz el 5 % de la energía eléctrica consumida mientras que el resto se desperdiciaba en forma de calor.

Lámparas fluorescentes

Como una alternativa aún más eficiente a las lámparas incandescentes, un ex empleado de Edison y colaborador de Tesla, Daniel McFarlane, desarrolla las lámparas fluorescentes, las cuales duran más, y logran iluminar de la misma forma con menor cantidad de electricidad suponiendo un gran salto en comparación con las bombillas tradicionales.

Este invento utilizaba tubos en lugar de bombillas, así como gases de nitrógeno, con lo que lograba prolongar su vida útil y aprovechar mejor la electricidad por lo que rápidamente fueron incorporadas en oficinas e instalaciones públicas. Aunque en la década de los 80 se realizaron avances significativos en lo referente a estas lámparas, el difícil manejo de los focos dañados obligaba a buscar soluciones aún más eficientes.

Iluminación y tecnología LED

Aunque la iluminación LED fue descubierta en 1927, su primera aplicación se dio 35 años después, cuando empieza a ser utilizada como transmisor óptico en los circuitos electrónicos de controles remotos para televisión. Con el tiempo se descubrió que pese a su diminuto tamaño los ledes también poseían gran capacidad para generar una luz más intensa, consumiendo en el proceso muy poca energía y requiriendo bajos costos para su producción. Esto sentaría las bases de sus aplicaciones modernas, como las de Samsung Electronics y su más reciente tecnología de monitores quantum mini LED, para cumplir con las necesidades de un público cada vez más exigente.

Todo este arduo trabajo nos lleva a lo que hoy en día podemos disfrutar en nuestras pantallas, desde películas por Netflix con grandes efectos visuales, seguir detenidamente eventos deportivos sin perder detalle como el próximo Mundial de fútbol, hasta disfrutar las animaciones de juegos de casino como los reseñados por Bonusfinder Colombia, a los cuales se puede acceder desde cualquier dispositivo conectado a internet.

Aunque en la actualidad los LED han alcanzado tamaños microscópicos, ampliando aún más su abanico de usos, los científicos continuarán desarrollando tecnologías capaces de brindarnos soluciones a nuestras necesidades, marcando un precedente para un próximo gran descubrimiento.

--


Lo que más gusta

Lo más destacado