Cápsula Cultural: El Cascanueces de Chaikovski

Cápsula Cultural: El Cascanueces de Chaikovski

«El Cascanueces» (en ruso: Щелкунчик, Schelkúnchik) es un cuento de hadas-ballet en dos actos y tres escenas de Piotr Ilich Chaikovski (1840–1893), compuesto en 1891–1892. Chaikovski puso música a la adaptación de Alejandro Dumas (padre) del cuento El cascanueces y el rey de los ratones, de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann (puesta en escena por Marius Petipa y encargado por el director de los Teatros Imperiales Iván Vsevolozhski en 1891).

Se dice que Chaikovski estaba menos satisfecho con «El Cascanueces» que con «La Bella Durmiente del Bosque», su ballet anterior. Aunque aceptó el encargo de Iván Vsevolozhsky, no tenía un interés particular en componerlo -a pesar de que le escribió a un amigo durante la composición del ballet: «Diariamente me vuelvo cada vez más afinado a mi tarea».

Durante la composición de la música del ballet Chaikovski discutió con un amigo, quien apostó a que el compositor no podría escribir una melodía basada en las notas de la octava en secuencia. Chaikovski le preguntó si importaba que las notas fueran ascendentes o descendentes, a lo que le respondió que no. Esto dio lugar al Grand adagio del Grand pas de deux, en el segundo acto, el cual se suele bailar después del Vals de las flores.

El ballet se estrenó junto con la ópera final de Chaikovski, Yolanta, el 18 de diciembre de 1892 en el Teatro Mariinski en San Petersburgo, Rusia.

Una versión abreviada del ballet se estrenó fuera de Rusia en 1927, en el Teatro Real de la Ópera de Budapest, esta vez con Ede Brada como coreógrafo. La primera representación completa del ballet fuera de Rusia se realizó en Inglaterra en 1934. Una versión abreviada del ballet, puesta en escena por el Ballet Ruso de Montecarlo, se presentó en Nueva York en 1940. La primera representación completa en Estados Unidos fue en 1944, representada por el Ballet de San Francisco. El Ballet de la Ciudad de Nueva York estrenó el montaje teatral de «El Cascanueces» a cargo de George Balanchine en 1954. Como consecuencia, la tradición de bailar «El cascanueces» en su totalidad durante la Navidad se difundió en todos los Estados Unidos y algunos otros países de América.

La música del ballet de Chaikovsky es una de sus partituras más populares. La música pertenece al período romántico y contiene algunas de sus melodías más memorables, varias de las cuales se escuchan con frecuencia en la televisión y el cine, especialmente durante las Navidades. La Trepak o danza rusa es una de las piezas más reconocidas del ballet junto con los famosos Vals de las Flores y Marcha, además de la Danza de la Hada de Azúcar.

El cuento se ha publicado en muchas versiones, algunas llenas de color para los niños.
En los países occidentales «El Cascanueces» se ha convertido quizá en el más popular de todos los ballets, principalmente representado en Navidad.

@Culturizando




  • Me encanta
    1

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia