Aleksandra Kolontái: La líder marxista que rompió los roles

Aleksandra Kolontái: La líder marxista que rompió los roles

La Unión Soviética fue una de las repúblicas con mayor impacto histórico de la historia. Durante sus 60 años de existencia, la URSS fue parte elemental del desarrollo político y social del mundo, en gran medida gracias a su corriente comunista y su participación en la Guerra Fría. Uno de los logros de la extinta federación tiene que ver con el feminismo, ostentando varias mujeres que se alzaron como líderes y símbolos de poder. ¡A continuación te contamos la historia de Aleksandra Kolontái!

Infancia e inicio en la lucha para romper los roles de género

El 31 de marzo de 1872, en San Petersburgo, Rusia, nace Aleksandra Kolontái. Hija de Mijail Alekseevich Domontovich y  Aleksandra Aleksándrovna Masalina-Mravínskaya, la joven creció en el seno de una familia aristócrata gracias a la labor de su padre como general del zar

Aleksandra mantuvo una estrecha relación con su padre durante los primeros años de su vida, siendo él quien le enseñó sobre política e historia durante sus primeros pasos. En lo que respecta a su madre, la relación no fue la mejor. Cuando la joven mostró su interés por continuar estudiando, ella se mostró en contra de esto mientras alegaba que estudiar no era apto y/o necesario para una mujer. También estuvo el hecho de que su madre nunca aprobó su relación con su primer marido, Vladímir Lúdvigovich Kolontái, a quien conoció cuando tenía 19 años. 

En 1896 milita en el Partido Socialista de Rusia y abandona a su esposo e hijo para ir a estudiar en Zúrich, Suiza. Para 1899 entra en las filas del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, para posteriormente participar en la revolución de 1905 y así dedicarse a escribir y organizar asociaciones de trabajadoras rusas. Luego de haber publicado un artículo que instaba a los finlandeses a sublevarse ante la ocupación rusa, se vio en la necesidad de exiliarse. Recorrió Europa para contactar con los partidos socialistas más importantes del continente.

Poder bolchevique 

Con la llegada de la Gran Guerra, Kolontái se opuso al conflicto bélico, se unió a los bolcheviques e inició diversas campañas en contra de la Primera Guerra Mundial. Formó parte de la Revolución de Octubre, fue designada como miembro del comité ejecutivo del Sóviet de Petrogrado y propagó su apoyo a Lenin y sus doctrinas soviéticas.

En 1917 fue electa como parte del Comité Central del Partido y votó a favor de la construcción de un Estado obrero. Ya con los bolcheviques en el poder de Rusia, fue designada en la Comisaría del Pueblo para la Asistencia Pública; desde entonces, estuvo ligada a la lucha por los derechos de las mujeres y la igualdad social. Formó parte del Congreso que permitió la creación del Departamento de la Mujer y fue miembro del consejo editorial de la revista Mujer Comunista

Final de su carrera política

En el año 1921 se unió a la Oposición Obrera, lo que provocó que perdiera gran parte de su poder político. En 1922 fue designada a labores diplomáticas, siendo enviada a Noruega, México y Suecia; llegando a estar en este último hasta 1945, cumpliendo el rol de embajadora y luego como delegada de la Unión Soviética en la Sociedad de las Naciones. Murió el 9 de marzo de 1952 en Moscú. 

A lo largo de su vida, publicó un total de 12 obras literarias, que abordan su lucha durante toda su vida, la revolución comunista, la igualdad social y los derechos de las mujeres.

Por: Luis Alejandro Mejías / @luis.amt / Culturizando

Con información de Biografías y Vida / Mujeres Riot / Clarín

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1



Es tendencia