Remedio de ajo con limón para la tos: beneficios y uso

Remedio de ajo con limón para la tos: beneficios y uso

No hay nada más molesto que tener tos o gripe, ya que estas afecciones pueden estar acompañadas de fiebre y otros síntomas que nos pueden hacer sentir muy mal, pero por suerte existen remedios caseros de ajo con limón que nos puede ayudar a mejorar rápidamente.

Este remedio es muy eficaz debido a las muchas propiedades que tienen ambos ingredientes, y que son muy beneficiosos para el organismo del ser humano, que pueden ayudar a combatir la tos y síntomas de la gripe.

Beneficios y propiedades del ajo

Aunque el ajo es usado mayormente como un ingrediente en gran cantidad de platos y recetas de cocina, también es un gran remedio natural y ataca diversos problemas de salud, por lo que en combinación con el limón que es muy rico en vitamina C, conforman un remedio excelente para la tos.

Todo esto gracias a las propiedades que el remedio de ajo con limón tiene como la vitamina B6 y flavonoides, minerales como calcio, magnesio y otros elementos que brindan beneficios como:

  • Es un remedio antibacteriano: Ya que el ajo tiene principio activo de alicina, lo que lo vuelve un antibiótico natural, lo que lo vuelve muy eficaz para tratar síntomas como: Escalofríos, fiebre alta y dolores de garganta, además puede eliminar las bacterias que causen la afección.
  • Es antigripal: Gracias al contenido de flavonoides y acido cítrico, que tiene el limón y diversas propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antigripales, que ayudan a combatir los virus que causan gripes y otras infecciones.
  • Es analgésico: La combinación de ambos representa gran contenido de minerales y aceites esenciales, que le dan un efecto antiinflamatorio y analgésico, esto ayuda a aliviar los síntomas del malestar general como el dolor de cabeza y en otras áreas del cuerpo.
  • Es expectorante: El ajo con limón es un buen remedio para la tos seca y otras afecciones en las vías respiratorias, como la secreción y congestión nasal, además alivia el dolor de garganta y disminuye las nauseas, evitando que se acumulen secreciones y flema en el aparato respiratorio. Además el limón cuenta con aceites esenciales, que ayudan a disminuir la tos y otros síntomas de la gripe, como la congestión nasal y las secreciones que también se presentan en la garganta, gracias al ajo con limón la flema molesta que aparece en este caso, es expulsada y eliminada. Lo más recomendable es consumirlo habitualmente para prevenir cualquier enfermedad viral y alejar la gripe.
  • Tiene propiedades diaforéticas: Gracias a que contiene acido alfa pineno, ayuda a aliviar las fiebres altas y escalofríos, regulando la temperatura corporal, ayudando a que la persona afectada pueda sudar y así la fiebre desaparezca.
  • Ayuda al sistema inmunológico: El limón puede aumentar considerablemente las defensas, estimulando la producción de glóbulos blancos en el organismo, que ayudan a combatir infecciones y virus que ingresan al cuerpo. Por lo que su contenido en este remedio es esencial, ya que mezclándolo con el ajo se potencian las propiedades de ambos, y ayudan a combatir la tos y la gripe de manera natural.

¿Cómo preparar remedio de ajo con limón?

Al conocer las propiedades del ajo y el limón, puedes preparar este remedio casero, con el jugo de 1 limón, 1 vaso de agua y unos 6 dientes de ajo. Para la preparación debes:

  • Hervir el agua

Mide con un vaso la cantidad de agua que necesitas, agrégala a una olla y cocínala hasta que hierva, luego debes dejarla enfriar por completo.

  • Pela los ajos

Luego debes cortarlos en pequeños trozos y añadirlos a una licuadora o batidora, allí debes agregar el agua reposada y fría.

  • Corta el limón en la mitad

Exprime ambas partes, vertiendo el jugo en el mismo recipiente donde se encuentran el ajo y el agua.

  • Mezcla muy bien hasta que todos los ingredientes se integren.
  • Guarda la mezcla en un frasco de vidrio.

Una vez que se encuentre listo, déjalo reposar, luego puedes tomar hasta tres cucharadas al día si tienes gripe o tos.

Remedio de limón y ajo con miel

La miel es un buen ingrediente para combatir la tos, gracias a sus propiedades antimicrobianas y antioxidantes, además que ayuda a disminuir la irritación en la garganta. Para preparar este remedio casero vas a necesitar:

  • 1 taza de miel de abejas natural
  • La cáscara de medio limón
  • 10 dientes de ajo
  • 1 frasco de vidrio con tapa

Para la preparación debes pelar y picar los dientes de ajo en trozos pequeños.

Luego debes agregar la miel en el frasco de vidrio con los ajos picados. Toma el medio limón y separa la cáscara de la pulpa, agregándola al frasco con los otros ingredientes. Mézclalos muy bien y luego tapa el recipiente, guardándolo en un lugar oscuro y fresco por tres días.

Una vez transcurrido el tiempo puedes consumirlo. Al cabo de unos días podrás notar mejorías en tu salud y sentir cómo la tos va disminuyendo.

Lo ideal es tomar una cucharada de la mezcla o disolverla en un poco de agua tibia para tomarla, siempre en ayunas.

Lo más recomendable es que este remedio sea ingerido durante siete días; si la mejoría no es notable en un período de 10 días después de terminar el tratamiento, puedes volver a consumirlo durante una semana más.

Remedio de ajo con limón y cebolla para la tos

La cebolla contiene gran cantidad de potasio, vitamina C y flavonoides, que también le aportan propiedades expectorantes y antioxidantes, aliviando el dolor de garganta y la irritación. Para prepararlo necesitas:

  • 3 dientes de ajo
  • 3 limones
  • 1 cebolla
  • Media taza de miel natural
  • 1 trozo de raíz de jengibre

Para prepararlo debes pelar, picar y triturar los ajos hasta formar una pasta. Luego debes pelar la cebolla y rallarla sobre los ajos, al igual que la raíz del jengibre.

Exprime el zumo de los limones y añádelos en conjunto con la miel, mezclando todos los ingredientes muy bien.

Cubre la mezcla y déjala reposar durante toda la noche, luego puedes proceder a filtrarla para ser colocada en un frasco de vidrio cerrado.

Este remedio puede conservarse muy bien en el refrigerador durante dos semanas, además se puede consumir una cucharadita para prevenir enfermedades y fortalecer el sistema inmunitario.

Imagen: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 1
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia