Menú
¿Por qué un alto coeficiente intelectual no garantiza altos resultados financieros?

¿Por qué un alto coeficiente intelectual no garantiza altos resultados financieros?

Durante muchos años se ha tenido la creencia de que el éxito financiero estaba destinado solo para los superdotados, personas cuyas capacidades intelectuales estaban por encima del resto, seguidos muy de cerca por los “suertudos” ¿Acaso de verdad un test iq es lo único que garantiza el futuro de los individuos?

Existen muchas consideraciones que se pueden hacer al respecto, pero la ciencia puede aclarar gran parte del panorama:

Primero que nada … ¿Qué se define como un CI alto?

El coeficiente intelectual, abreviado como CI o IQ es un índice que se utiliza para medir ciertas capacidades cognitivas relacionadas con la toma de decisiones, el razonamiento y la solución de problemas.

Este índice se mide a partir de grupos de edad, por lo que el número será una referencia comparativa entre otros individuos similares entre sí.

La media del CI a nivel global suele estar establecida en 100 puntos y algunos valores esperados se encuentran entre 85 (bajo normal) y 115 (normal alto).

A partir del 115 todos los resultados se consideran por encima del promedio. Llegado a valores como 130 o 135 estamos hablando entonces de alguien con un alto IQ.

¿El coeficiente intelectual es estático?

El coeficiente intelectual varía a través de los años dependiendo de experiencias vividas, habilidades desarrolladas e hitos profesionales y académicos superados.

De esta manera, es difícil determinar si un determinado IQ es un factor de éxito financiero, ya que no es estático. Esto aplica tanto para los valores altos como bajos.

El coeficiente intelectual vs. el éxito

Diferentes estudios estadísticos han demostrado que el éxito financiero y el IQ no están conectados de manera directa, puesto que este mide cierto margen de las capacidades cognitivas del individuo y no todas las variables que pueden definir realmente el éxito.

Como muestra de ello, en media, solo entre el 1 y el 2% de los individuos con alto nivel de IQ suelen deber su éxito financiero a esta variable dentro de una muestra.

Otros valores son mucho más decisivos en este aspecto como la inteligencia emocional, capacidad para relacionarse, el trabajo en equipo, dotes de liderazgo y la perseverancia.

Coeficiente colectivo y el éxito financiero

Si bien no existe evidencia de que el coeficiente intelectual individual esté directamente relacionado con el éxito financiero, si es verdad que el valor de IQ promedio de un país o nación si influye de manera positiva en los ingresos anuales de los individuos.

Esto probablemente se deba a que en poblaciones con mayor CI hay una mejor disposición al trabajo en equipo, metas a largo plazo y es más probable encontrarse con personas cuyos horizontes de crecimiento impulsen las ganancias de manera individual del colectivo.

Toma de decisiones sobre el IQ

Para determinar si una persona tendrá éxito financiero, más que el IQ, corresponde estudiar su toma de decisiones, las habilidades en las que fija su interés y sus costumbres.

Es más probable que una persona de IQ promedio que no fuma, es meticuloso al estudiar y que se incentiva a través de la curiosidad, aunque no tenga solo dieces perfectos, tenga mayor éxito financiero que alguien con alto IQ y pésima disposición para colaborar con otros, por ejemplo. El éxito financiero no está definido por ninguna ecuación universal y si bien es una ventaja tener un IQ elevado, que se agradece, la actitud, dedicación, trabajo duro, perseverancia y creatividad resultan ser piezas igual de valiosas.

--


Lo que más gusta

Lo más destacado

x