Menú
Nitrato de amonio: La sal que causó la explosión en Beirut

Nitrato de amonio: La sal que causó la explosión en Beirut

La explosión en el Líbano ha conmocionado al mundo, por la magnitud del accidente que dejó grandes pérdidas humanas y materiales. Desgraciadamente, no es la primera vez que el nitrato de amonio (material que causó la catástrofe) genera estos desastres. ¿Te interesa saber más sobre esta comercial, pero peligrosa sal?

El nitrato de amonio o nitrato amónico (NH₄NO₃) es una sal de apariencia sólida y blanca, de compuesto inflamable y soluble en el líquido (agua). Tomando en cuenta su riesgo, es utilizado la mayor parte de las veces como fertilizante debido al alto contenido de nitrógeno que posee. De hecho, muchos de los fertilizantes son nitrogenados.

Nitrato de amonio: La sal que causó la explosión en Beirut
Fertilización con nitrógeno en una granja de Estados Unidos – Imagen: Wikimedia.-

El manejo del nitrato amónico no debe tomarse a la ligera, a pesar de ser producido en cantidades industriales y consumido mayormente por agricultores. Su sensibilidad a las temperaturas altas puede ocasionar grandes desastres, así como la unión de muchas cantidades o con combustibles que desprenden gases de calor.

El pasado martes 4 de agosto se registró una gran explosión que generó la caída de múltiples infraestructuras en la ciudad de Beirut, en el Líbano. Sin embargo y por desgracia, no es la primera vez que esta sal genera accidentes de gravedad.

Fabricación y aplicaciones

Este tipo de nitrato se obtiene mediante la evaporación de la unión del ácido nítrico (altamente corrosivo para la piel humana, que causa quemaduras de gravedad) y el hidróxido de amonio (que es, simplemente, la disolución de amoníaco en agua). 

Nitrato de amonio: La sal que causó la explosión en Beirut
El nitrato de amonio es altamente corrosivo para la piel – Imagen: Wikimedia.-

El alto contenido de nitrógeno permite a este nitrato funcionar como un fertilizante, debido a que el abono presente en el suelo descompone los microorganismos a través del amonio. Por tanto, es un producto oxidante y no combustible. Sin embargo, dicha reacción puede ser peligrosa si se mantiene aislada en espacios muy calientes.

El nitrato de amonio también es modificado para generar óxido nitroso (conocido también como gas de la risa y otros nombres), que es un gas de olor dulce e incoloro, que puede ser ligeramente tóxico en el ser humano, provocando efectos anestésicos. El proceso para llevar a cabo el óxido de nitrógeno es sometiendo el nitrato de amonio y al ácido nítrico a temperaturas altas controladas para que sus partículas se disocien, mediante un proceso llamado termólisis controlada. Sin embargo, dicho proceso puede ser peligroso si no se manejan las temperaturas adecuadas.

Nitrato de amonio: La sal que causó la explosión en Beirut
Molécula del óxido nitroso – Imagen: Wikimedia.-

Usos

Si bien es usado como fertilizante, el nitrato amónico tienes otros usos. Uno de ellos es la realización industrial, en donde este tipo de nitrato se descompone para crear zeolita. Por su parte, la zeolita es un mineral que tiene la cualidad de hidratarse y deshidratarse sin alterar su naturaleza de forma irreversible. Se usa como un catalizador para los procesos de refinación de petróleo, para el control de gases de polución y para la coloración de distintos líquidos.

Nitrato de amonio: La sal que causó la explosión en Beirut
La zeolita o ceolita fue descubierta por el químico sueco Axel Friedrik Cronstedt, en 1756 – Imagen: Wikimedia.-

Por supuesto, también es usado como generador de bombas explosivas. Debido a su sensibilidad al calor, debe ser estrictamente aislada de los gases generados por los combustibles (como el queroseno o el aceite diésel).

Nitrato de amonio: La sal que causó la explosión en Beirut
El aceite diésel, al esparcirse en asfalto, crea este característico arcoiris, por ser insoluble con el agua – Imagen: Wikimedia.-

El cuerpo militar hace uso de esta sal para generar bombas de combustible, que son hechas juntando este tipo de nitrato con distintos elementos. También se ha usado para propulsar cohetes, aunque su eficacia es baja con respecto a otros materiales.

Protección

Las medidas de protección y almacenamiento deben ser cumplidas de forma rigurosa. Las personas que manipulen este material deben protegerse, en primer lugar, las manos y los ojos, por lo que se usan guantes, lentes y ropa de protección. Es recomendable tener a disposición baños con duchas en caso de que el químico tenga contacto con el cuerpo.

Nitrato de amonio: La sal que causó la explosión en Beirut
Los guantes son parte de la vestimenta requerida para la manipulación del material en cuestión – Imagen: Wikimedia.-

Los envases de almacenamiento (como, por ejemplo, tanques) deben ser hechos de materiales especiales anticorrosivos. La medida de acidez pH se chequea diariamente por el personal. Se debe tener cierta cantidad de ventilación, además (y como se ha mencionado anteriormente) el nitrato de amonio debe ser aislado de cualquier líquido combustible.

Accidentes ocurridos

Uno de los accidentes más antiguos es el que se registró en la ciudad alemana Oppau, en una planta de la empresa BASF (acrónimo de Badische Anilin- und Soda-Fabrik, traducido al español como Fábrica badense de bicarbonato de sodio y anilina), en 1921.

Nitrato de amonio: La sal que causó la explosión en Beirut
Foto antigua de la fábrica para la revista Popular Mechanics – Imagen: Wikimedia.-

Otro accidente sucedido en el siglo XIX fue el ataque terrorista perpetuado por Timothy McVeigh, quien fabricó una bomba a base de fertilizantes que explotó frente a un edificio federal de Oklahoma, Estados Unidos. McVeigh fue encontrado culpable y ejecutado en 2001. El atentado dejó 168 muertos y más de 600 heridos.

Nitrato de amonio: La sal que causó la explosión en Beirut
Después del atentado, las autoridades competentes rescataron a todas las personas atrapadas en escombros. Poco después, el edificio federal Alfred P. Murray fue demolido – Imagen: Wikimedia.

Ya entrados los años 2000 (siendo septiembre de 2001) explotaron toneladas de nitrato amónico pertenecientes a la planta de químicos AZF en Toulouse, en Francia, dejando 31 fallecidos; mientras que en 2013 tuvo lugar una explosión de depósitos de nitrato de la West Fertilizer en Texas, en donde murieron 15 personas por no seguir los protocolos de almacenamiento requeridos.

La tragedia más reciente es la ocurrida en Beirut, en el Líbano, el día 4 de agosto de 2020. El ministro de dicho país explicó ante la prensa que 2.750 toneladas de nitrato amónico explotaron al no cumplir con las medidas requeridas de almacenamiento, a pesar de que se sospechó un ataque terrorista. La primera explosión solo fue el inicio de una mayor, que derrumbó una gran cantidad de infraestructuras, por lo que el gobierno libanés estima que entre 200 mil personas que quedaron sin vivienda y han resultado unas 4.000 heridas. Aunque se han contado 100 muertos, la cifra no se conoce con exactitud.

El Consejo de Defensa del Líbano se reunió de emergencia para abordar el desastre que ha causado la detonación. Mientras tanto, los hospitales parecen estar al borde del colapso debido a la cantidad de víctimas afectadas. La Cruz Roja de la ciudad de Beirut ha estado trabajando para asistir a los hogares en el radio del puerto en donde sucedió la explosión, debido a que muchos ciudadanos quedaron atrapados en su vivienda producto de la onda expansiva.

Con información de: Wikipedia / El Mundo / El Periódico / Foto: Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado