La Nota Curiosa: ¿De dónde proviene la leyenda de la cigüeña y los bebés?

La Nota Curiosa: ¿De dónde proviene la leyenda de la cigüeña y los bebés?

No está muy claro si la literatura fue la primera en extenderlo o si fueron las leyendas populares. El escritor Hans Christian Andersen hizo llegar desde Escandinavia a todo el mundo el mito de la cigüeña a través de su cuento «Las cigüeñas» donde habla de cómo estos animales traen a una madre más hijos para reponer la muerte de otro.

Las cigüeñas podrían haber sido escogidas por varios motivos, son animales migratorios, y además de anunciar la primavera su destino de invierno era un misterio, lo que podía dar lugar a románticas leyendas. Se emparejan para toda la vida, cuidan de sus polluelos y siempre vuelven al mismo nido, que muchas veces está situado sobre chimeneas o cerca de ellas por el calor. Eso facilitaría que metieran al bebé en la casa por la chimenea.

Cuando los pájaros llegaban al frío nórdico, anidaban en las chimeneas que solían estar encendidas especialmente si había un bebé en la casa. Pero antes las cigüeñas ya eran sagradas para los romanos devotos de Venus y para los griegos, que consideraban un crimen matar una de estas aves (aunque durante una época era moda comerlas).

Otra teoría sobre las cigüeñas y los nacimientos, es que en la Edad Media se pensaba que las almas de los bebés que aún no habían nacido, vivían en los humedales. Al ser sitios frecuentados por estos pájaros la relación era sencilla.

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia