Agosto 27, 2015

La Historia del kinetófono

La Historia del kinetófono

El Kinetófono fue un primer intento de Thomas A. Edison para unificar la imagen y el sonido a finales del siglo XIX. Previamente Edison había patentado el Kinetoscopio en 1892.

Este consistía en una caja de madera en posición vertical, con una mirilla con lentes de aumento en la parte superior. En el interior de la caja, la película, en una banda de aproximadamente 15 metros, se organizó en torno a una serie de carretes que le hacían dar muchas vueltas. El espectador era sólo uno y miraba la animación por el visor.

Para alimentar el aparato Edison construyó un estudio donde rodar películas, la mayoría eran pequeños números de los que se podian ver en cualquier barraca de feria: acróbatas, bailarinas y hasta mujeres peleando.

Poco después, en la primavera de 1895, presentó el kinetófono, es decir, una película de Kinetoscopio sincronizado por una correa con un fonógrafo.

Tiempo después Laurie Dickson, ayudante de Edison, abandonó el laboratorio y el Kinetoscopio cayó en popularidad, y los trabajos del Kinetófono se suspendieron. Ya había nacido el Cinematógrafo en Francia, y se impuso sobre todo lo demás.

La primera película que se mostró en un Kinetófono fue “Dickson Experimental Sound Film”.

@Culturizando

 

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0