La «generación beat» y Allen Ginsberg

La «generación beat» y Allen Ginsberg

La «generación beat» fue un movimiento integrado por escritores estadounidenses, que sirvió de gran influencia para movimientos posteriores, como la cultura hippie. Uno de los principales exponentes fue el poeta Allen Ginsberg y su libro de poemas ‘Aullido’.

La «generación beat» surge a mediados de los años 40 en Estados Unidos, un hecho que es muy importante, ya que los integrantes del movimiento tomarán como valor fundamental el rechazo a los valores y fundamentos de la sociedad burguesa. En un principio, la generación no era más que un grupo de amigos que frecuentaban las comunidades afroamericanas escuchando jazz, y cuyo origen reside en la Universidad de Columbia. Sus nombres eran: William Burroughs, Allen Ginsberg, Jack Kerouac y Lucien Carr. De la jerga afroamericana los amigos toman la palabra «beat» como nombre, que significa abatido o cansado.

Los beats eran vistos en la sociedad como unos marginados, un grupo de jóvenes perdidos y aislados que no concordaban con el statu quo. En una sociedad fuertemente arraigada con valores ortodoxos, los beats encontraron la manera de huir de las exigencias; a través del uso abierto de las drogas, la liberación sexual y la incursión a la filosofía oriental.

Al grupo se agregarán, posteriormente, figuras como Neal Cassady, Gregory Corso, Herbert Huncke, Lawrence Ferlinghetti, entre otros. Debido a que todos los integrantes eran poetas y escritores, de la junta y el intercambio surgieron varios manifiestos que se hicieron sumamente conocidos y difundidos a finales de los años 50. Todos los escritos tenían como fin comunicar la liberación del ser humano en varios niveles; desde lo social hasta lo sexual, desde el espíritu hasta el físico; pero, ¿cuáles fueron los escritos más conocidos?

Los escritos más famosos de los beats

William Burroughs en su 70 cumpleaños (1983) – Imagen: Wikipedia.-

Empecemos con El almuerzo desnudo de Burroughs, una novela clave para la generación. Dicha ficción sigue la vida de William Lee, quien emprende un viaje de los Estados Unidos a México, mientras consume diversas drogas como la cocaína y la morfina. El escritor buscaba hacer una novela no lineal, cuyo argumento fuese difícil de conceptualizar, por lo que se valió de viñetas y dibujos animados para contar la historia. La novela fue publicada en 1959; temas como la pedofilia y el asesinato fueron motivo para prohibir la novela en algunos juzgados de la ciudad de Boston, Massachusetts; hasta que en 1966 la sentencia fue anulada.

Jack Kerouac, fue un integrante inicial del movimiento, que publicó en 1951 un monólogo autobiográfico introspectivo llamado En el camino. El narrador se llama Sal Paradise y cuenta cómo lleva su estilo de vida y sus pasiones, en donde abundan las mujeres, los paisajes y las drogas. La obra está inspirada en un viaje real que realizó Kerouac con sus colegas entre 1947 y 1950, y todos los grandes beats se mencionan en el libro bajo sus respectivos alter ego. Burroughs es Old Bull Lee; Dean Moriarty es Neal Cassady; Herbert Hunck es Emer Hassel, y así sucesivamente. El monólogo es considerado como uno de los 100 libros del siglo XX, según el periódico francés LeMonde, y obra definitiva de la generación beat.

Lo interesante de estas novelas son los personajes, ya que los protagonistas reciben el nombre de los alter ego de los propios escritores. Willian Lee era el nombre del alter ego de Burroughs en El almuerzo desnudo, así como Sal Paradise el de Kerouac en En el camino. Ambos libros, pilares de la literatura beat, están inspirados y escritos en un viaje real que realizaron las figuras beats más importantes desde México hasta Estados Unidos, entre 1947 y 1950; pasando por la mítica Ruta 66.

Allen Ginsberg y su Aullido

Allen Ginsberg (1978) – Imagen: Wikipedia.-

Antes de hablar de Aullido, vale la pena repasar quién era Allen y qué lo hizo tan importante dentro de la generación. Allen Ginsberg era un fuerte detractor de la violencia y la represión en general. Se oponía abiertamente al materialismo y al militarismo. Tal vez por eso su amigo Jack Kerouac lo llama Carlo Marx en su novela más importante.

¿Por qué Carlo Marx o por qué poeta? Bueno, su padre era profesor y poeta, y su madre formaba parte del movimiento comunista. De niño frecuentaba los meetings de las figuras comunistas más destacadas; además, era de ascendencia rusa. No es de extrañar que desde niño mostrase pasión por la literatura, la poesía y el comunismo.

La obra más importante del autor se denomina Aullido y otros poemas, un poemario que nace de la repercusión del poema Aullido. La publicación del libro recae en una suerte de epopeya, ya que incluso antes de publicarse el poema, un grupo de fans del escrito ya lo recitaban en verso por las calles de Nueva York.

Aullido (1956) es un extenso poema que critica la burguesa sociedad norteamericana, atascada en vicios violentos y las secuelas de la posguerra. La crudeza de la narración dio lugar a que el poema fuese considerado obsceno, por sus palabras directas y tajantes. Ferlinghetti fue el editor del poema.

Fue tal la repercusión negativa en los más poderosos, que Ginsberg y Ferlinghetti fueron apresados por la lectura de Aullido en una librería. A pesar de la censura, el juez encargado del caso consideró que el lenguaje no era obsceno; pero, eso no salvó a Ginsberg de pasar unos meses en un psiquiátrico, en vez de una cárcel. Allí conoció al escritor Carl Solomon, a quien dedicó Aullido y otros poemas.

Allen Ginsberg y su pareja durante 40 años, el también poeta Peter Orlovsky (1978) – Imagen: Wikipedia .-

Repercusión de los beats y legado

Los llamados beatniks eran los seguidores del movimiento beat. El término fue acuñado por el periodista Herb Caen, con el fin de satirizar a los seguidores. Mientras que hipsterera el término que se utilizaba antes del término de Caen. La palabra «hipster» es utilizada como origen para la palabra «hippie». ¿Por qué hablamos de los hipsters? Porque podríamos decir que los hippies derivan de los beats.

El movimiento hippie y la contracultura fue un movimiento surgido a principios de los años 60, que tenía como valores base el amor libre y la revolución sexual. Escuchaban rock psicodélico, groove y folk y vestían colores vivos y llamativos. La ciudad de San Francisco es considerada el epicentro del movimiento. Abogaban por el uso de drogas como método para conocer niveles de conciencia superiores, en rechazo al sistema general que domina las masas.

Los elementos que toman los hippies de los beats se podrían resumir en tres cosas: el uso libre de drogas, la revolución sexual y el rechazo a la conciencia burguesa. Sin embargo, hay varias cosas en las que distan; como, por ejemplo, la ropa (colorida para los hippies, sobria para los beats) y las bases ideológicas (no hay base ideológica clara para los hippies, podría nombrarse una amplia gama de movimientos, como el ecologismo, la lucha contra el racismo, el naturalismo… versus el cinismo y la filosofía oriental de los beats).

Lo que está claro es que los beats abrieron un arco de opinión y de ideas, que nunca más se podrá cerrar. La generación beat le abrió los ojos a una sociedad cuadriculada, llena de ideas anticuadas y de pensamientos banales. Conformaron una cultura que nunca se terminará.

Con información de: Wikipedia / Anagrama / Clave de Libros / El País / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia