Menú
Aparte de Meghan Markle y el príncipe Harry… ¿Qué otras polémicas ha tenido la monarquía británica?

Aparte de Meghan Markle y el príncipe Harry… ¿Qué otras polémicas ha tenido la monarquía británica?

¿Los duques de Sussex son los primeros en causar controversia? Es razonable pensar que no… tomando en cuenta todos los años que tiene la institución monárquica en las sociedades europeas. A continuación recopilamos algunas de las crisis o situaciones más controvertidas de la monarquía británica.

Isabel II, cuyo nombre real es Elizabeth Alexandra Mary, es la actual monarca de Reino Unido y una de las que tiene mayor tiempo de reinado en la historia de la monarquía británica. Con su consorte, Felipe, duque de Edimburgo, dio a luz a cuatro hijos: Carlos (1948), Ana (1950), Andrés (1960) y Eduardo (1964).

Aparte de Meghan Markle y el príncipe Harry… ¿Qué otras polémicas ha tenido la monarquía británica?
Isabel II en sus primeros años de reinado – Imagen: Wikimedia.-

Carlos, el heredero al trono, se casó con Diana Spencer en 1981, una dulce joven a la que el pueblo no tardó en amar bien por su cercana personalidad, su innegable belleza y su sentido altruista. Juntos tuvieron dos hijos, Guillermo y Harry; sin embargo, el príncipe estuvo anteriormente emparejado con Camila Shand, a quien la cultura popular ha considerado su verdadero amor; con la que no pudo contraer nupcias en su momento porque ella decidió repentinamente casarse con Andrew Parker Bowles.

Carlos y Camila mantuvieron el contacto luego de su ruptura, incluso cuando él ya se encontraba casado con Diana. Los medios del momento seguían el famoso triángulo amoroso con creces y algunos especulaban que, en secreto, los antiguos novios mantenían relaciones.

La olla se destapó en 1995, cuando los tabloides revelaron que Carlos y Camila tenían un romance extramatrimonial. Parker Bowles le pidió el divorcio a ella y el príncipe se divorció de Diana en 1996. Al año siguiente, la famosa Lady Diana murió en un extraño accidente automovilístico y la aceptación de Camilla, ya deteriorada popularmente, tuvo que ser reforzada con el apoyo de la reina Isabel II. Luego de una larga batalla con la prensa, la Corona y la sociedad, Carlos y Camila contrajeron nupcias en 2005.

Aparte de Meghan Markle y el príncipe Harry… ¿Qué otras polémicas ha tenido la monarquía británica?
Lady Di – Imagen: Wikimedia.-

Esta situación entre Diana, Carlos y Camila resuena de forma incesante en medio de las declaraciones que han hecho Meghan Markle y el príncipe Harry durante su entrevista con Oprah, en el 2021. En esta nota repasamos algunos de los escándalos que ha atravesado la monarquía británica en su historia.

Monarquía británica: Meghan y Harry

La actriz Meghan Markle y el príncipe Harry, el hijo menor de Carlos y Lady Di, empezaron a salir en 2016, después de que una amiga en común les organizara una cita a ciegas. En 2017 anunciaron su compromiso y se casaron en 2018.

Markle dio a luz a un niño llamado Archie, en 2019. Al año siguiente, la pareja anunció que habían tomado la decisión de alejarse de las obligaciones de la Corona para así establecerse como un matrimonio independiente, por lo que renunciaban a ciertos privilegios como el sustento económico y el tratamiento de alteza real.

Una vez establecidos en California, Markle y Harry le concedieron una entrevista a Oprah Winfrey que se ha vuelto polémica por todos los temas que tratan: el acoso incesante a Markle por parte de los medios, insinuaciones racistas con respecto a su hijo, falta de apoyo psicológico (cuando Markle expresó ante la Corona tener pensamientos suicidas) y maltrato por parte de algunos miembros reales.

Aparte de Meghan Markle y el príncipe Harry… ¿Qué otras polémicas ha tenido la monarquía británica?
Los duques de Sussex, Meghan y Henry (apodado “Harry”) – Imagen: Wikimedia.-

Esta es la más reciente polémica que ha vivido la pareja, ya que desde un inicio su romance ha dado de que hablar. El sector más conservador, e incluso clasista, de las redes sociales y parte de la opinión pública han resaltado el hecho de que Meghan sea una mujer divorciada (su primer matrimonio fue con Trevor Engelson, entre 2011 y 2013), que tenga en su haber algunas escenas de desnudos (por su trabajo como actriz) y que sea descendiente de una mujer de color (Doria Ragland).

El príncipe Harry tuvo la suerte de poder casarse con una civil sin estar obligado a renunciar a ningún título. Pero sus antepasados, entre ellos su tía, no contaron con la misma suerte. A continuación repasamos dos de esos casos…

Eduardo VIII del Reino Unido y Wallis Simpson

Para situar el contexto: Eduardo VIII era el tío de Isabel II. Antes de que el padre de Isabel, el rey Jorge VI, fuera el rey de Reino Unido, a Eduardo le correspondía reinar. Pretendía asumir el trono, pero una socialité estadounidense llamada Wallis Simpson, quien se encontraba viviendo con su segundo marido, se topó en su vida por el año 1927. A pesar de los obstáculos, se enamoraron rápidamente y se convirtieron en amantes.

Eduardo era conocido por ser un hombre apuesto y elegante, de conducta rebelde y mujeriego. Sus ideas a contracorriente y el amor por Simpson le hizo proponer algo impensable al aquel entonces primer ministro, Stanley Baldwin: quería casarse con su amante, apenas ella tuviera arreglado su divorcio. Por supuesto, aquella proposición fue aberrante para los conservadores, que argumentaban que una mujer como Wallis no sería aceptada como reina.

Aparte de Meghan Markle y el príncipe Harry… ¿Qué otras polémicas ha tenido la monarquía británica?
Eduardo VIII (1925) – Imagen: Wikimedia.-

El apoyo y la compasión de cierta parte del pueblo y de algunos miembros del gabinete no fueron suficientes para derrumbar las reglas religiosas y morales que parecían inalterables por esos tiempos; por lo que Eduardo VIII no tuvo más remedio que abdicar para poder unirse con el gran amor de su vida, en 1936. Ni siquiera dio chance de ser coronado en ceremonia.

Ante su retirada y su casamiento formal, en 1937 se le otorgó el título de Duque de Windsor y se creó una crisis constitucional. Su unión con Simpson y su simpatía hacia el nazismo lo alejaron de la vida pública, por lo que se aisló por el resto de su vida.

La unión Simpson-Eduardo VIII se ha convertido en un enigma con el pasar de los años, ya que ambos llevaron una vida excéntrica para el momento. Eduardo murió primero, en 1972, aquejado por un cáncer de garganta y problemas del corazón; mientras que Simpson, afectada por la demencia, murió aislada en 1986. Fue enterrada en el Mausoleo Real de Frogmore, junto a su marido.

La bisabuela de Isabel II: María de Teck

Esta historia de la monarquía británica no constituye una crisis o escándalo, pero sí demuestra el esfuerzo de los monarcas por llevar a cabo sus roles cueste lo que cueste. Así es el caso de la abuela paterna de Isabel II, María de Teck, que estuvo a punto de casarse con el príncipe heredero al trono, Alberto Víctor de Clarence, pero quien murió inesperadamente de neumonía semanas después de anunciar el compromiso.

En el aire y en busca de una solución rápida, la joven veinteañera fue puesta nuevamente en compromiso con el hermano del recién fallecido, Jorge V de Reino Unido. El matrimonio no estuvo encaminado por el amor, sino más bien por el deber. Consiguieron hacer una buena pareja y, mientras el rey Jorge se encontraba enfermo, ella le apoyó en momentos cruciales de la Segunda Guerra Mundial, en medio de una revuelta social por la llegada de las ideologías nacionalistas y socialistas.

Aparte de Meghan Markle y el príncipe Harry… ¿Qué otras polémicas ha tenido la monarquía británica?
La reina María de Teck y el rey Jorge V de Reino Unido (1935) – Imagen: Wikimedia.-

Jorge V y María tuvieron cinco hijos y solo una hembra, entre los que se encuentran Eduardo VIII (el rey que abdicó por Wallis Simpson) y Jorge VI (el padre de Isabel II y Margarita).

El amor imposible de la princesa Margarita

La princesa Margarita, hermana menor de Isabel II, siempre dio de que hablar. Fue una mujer fiestera y romántica, pero también sufrida y acontecida. Los años de excesos le hicieron morir joven, con 71 años, luego de varios accidentes cerebrovasculares y problemas en los pulmones por los cigarrillos.

El primer acontecimiento que desbalanceó su vida fue enamorarse de un hombre contraindicado en la sociedad británica. El coronel Peter Townsend era un caballerizo de su fallecido padre, era 16 años mayor que ella, estaba divorciado y tenía dos hijos. Su acercamiento comenzó a pulular como chisme en cada rincón de la Gran Bretaña pero generó controversia por el tema de los rangos sociales y el divorcio de Townsend, que finalizó en 1953. Ese mismo año, el coronel le propuso matrimonio a la princesa. 

A Margarita se le prometió que podría casarse con el coronel al cumplir 25 años, según la reina Isabel II; sin embargo, la Iglesia, que no concebía la idea del divorcio, forzó a la princesa a cancelar su compromiso.  

Aparte de Meghan Markle y el príncipe Harry… ¿Qué otras polémicas ha tenido la monarquía británica?
Princesa Margarita (1965) – Imagen: Wikimedia.-

Aquejada por alejarse de su amor, Margarita quedó deprimida. Se casó en 1960 con el fotógrafo Antony Armstrong-Jones y su anuncio de bodas fue emitido luego de que ella recibiera una carta de Townsend explicando que se casaría de nuevo. Armstrong-Jones y Margarita recibieron el título de Condes de Snowdon, tuvieron dos hijos (un varón y una niña) y se divorciaron en medio de varios escándalos de infidelidad, en 1978.

Así queda demostrado… La monarquía británica ha tenido algunos cuantos escándalos… ¿Se te ocurre algún otro acontecimiento relacionado con esta Corona?

Con información de Wikipedia / La Vanguardia / El Mundo


Lo que más gusta

Lo más destacado