Ada Lovelace: la primera programadora de la historia

Ada Lovelace: la primera programadora de la historia

Augusta Ada King de Lovelace fue una matemática y escritora del siglo XIX.  Su mayor logro -aunque las computadoras fueron creadas aproximadamente 100 años después de su muerte-, es que está considerada por muchos como la primera programadora informática de la historia… ¡Aquí te contamos todo!

Su peculiar entorno familiar

El papá de Ada era el famoso poeta (y barón) George Gordon Byron, mejor conocido como lord Byron. Gordon en realidad se casó con Anne Isabella Noel Byron (la madre de Ada), para ocultar que supuestamente tenía una relación incestuosa con su propia medio hermana. Además, aunque Ada tendría un futuro brillante, en realidad sus primeros años de vida fueron un poco más complicados, ya que se sabe que su padre quería un hijo de sexo masculino; no obstante, no podemos considerar a George como un padre ejemplar para sus otros hijos, porque Ada fue la única de sus descendientes directos a la que le otorgó su apellido, ya que era considerado como una especie de casanova en la época.  

Retrato de Augusta Ada King (1815-1852), condesa de Lovelace, cuando tenía 12 años – Imagen: Wikimedia.-

Aunque aparentemente quería un descendiente varón, él llegó a escribir poesías sobre su “hija única” de manera cariñosa. Eventualmente él murió de una enfermedad, cuando Ada tenía ocho años, en la Guerra de Independencia de Grecia. Ada no llegó a ver fotos de él hasta que llegó a los 20 años.

Su interesante familia no termina con las controversias de su padre, además de todos los hermanos no reconocidos que tuvo del lado paterno, Ada también está técnicamente relacionada a la famosa Mary Shelley (escritora de Frankenstein, o el moderno Prometeo). Aunque no hay algún tipo de parentesco directo, su papá tuvo una hija con la hermanastra de la autora, por lo cual, ya sea en libros o series de televisión, Ada Lovelace y Mary Shelley han sido referenciadas juntas en la cultura pop.

La mamá de Ada quería prevenir que su hija terminase siendo una figura controversial como su padre, así que se encargó de que toda su educación fuese impartida en casa. Tal vez Ada no fue a colegios y/o universidades importantes –a pesar de ser una condesa-, pero su educación fue ejemplar, algo que se reflejaría años después.

Más allá de su familia, Ada Lovelace también estuvo relacionada a figuras importantes, como fue el escritor Charles Dickens, al cual conoció, pero es más recordada por su relación con importantes científicos de la época: ya sea la destacada matemática Mary Somerville (quien fue su tutora), el físico Michael Faraday, el inventor David Brewster, entre otros; sin embargo, fue gracias a su amistad con el matemático Charles Babbage que Ada dejaría su propia huella en la historia de la ciencia…

La primera programadora

En 1834, Charles Babbage comenzó a trabajar en la llamada “máquina analítica”, lo que sería un sistema de computación, muy primitivo comparado a los actuales, pero bastante avanzado para la época. El equipo contaba con un motor a vapor y grandes dimensiones que en la actualidad serían más acordes a un edificio que a una máquina.

Debido a la amistad entre Charles y Ada, trabajaron juntos en el diseño de la máquina a pesar de lo joven que era ella, demostrando así que estaba capacitada para hacerlo.

En el Museo de Ciencias de Londres se exhiben algunos de los proyectos inconclusos de Charles Babbage (1791-1871) – Imagen: Wikimedia.-

La principal obra de Ada surgió cuando un ingeniero italiano escribió un artículo sobre la máquina: ella lo tradujo al inglés, pero más importante aun, añadió notas adicionales sobre el aparato, incluyendo secuencias de pasos e instrucciones para usar el dispositivo con el fin de resolver problemas matemáticos. Fue así que con sus notas creó lo que es considerado por muchos como el primer programa de computadoras.

Si bien la tecnología propuesta está muy alejada del dispositivo en el que estás leyendo esta nota, y que además, el programa que ella escribió jamás llegó a probarse (la máquina analítica jamás pudo llegar a construirse), sus anotaciones son consideradas como un programa de computadora por varias razones: la más importante es que detalló paso a paso las indicaciones para llevar a cabo las operaciones matemáticas, es decir, construyó un algoritmo utilizando las instrucciones de la máquina como si fuese lo que ahora conocemos como un lenguaje de programación.

Retrato de Ada Lovelace realizado por la pintora Margaret Sarah Carpenter en 1836 – Imagen: Wikimedia.-

Aunque algunos no la consideran como la primera programadora, ya que fue una idea iniciada por Charles, Ada no solo construyó el programa, sino que fue una mujer visionaria… Mientras Babbage veía la máquina como una herramienta solo para resolver cálculos complejos, Ada fue más allá y escribió sobre las posibilidades de la máquina. Consideraba que sería de un valor incalculable para procesar datos más allá de la matemática simple de la época… Es por todo esto que podemos considerar a Ada como la precursora de la informática.

Lamentablemente, Ada murió prematuramente a la edad de 36 años debido a cáncer uterino.

Su multiplicadora influencia

Ada Lovelace ha sido homenajeada de múltiples formas por su influencia en la ciencia de la computación. Muchas universidades en todo el mundo han nombrado edificios de sus campus en su honor. También existe la Medalla de Lovelace, otorgada por la British Computer Society o el Premio Ada Lovelace, galardón entregado por la Asociación de Mujeres en Informática.

Además, existe un lenguaje de programación con su nombre, “Ada”, el cual fue desarrollado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Es usado extensivamente no solamente por el Ejército, sino en sistemas críticos como control de tráfico aéreo y ferroviario, o incluso en satélites, donde la estabilidad y seguridad debe ser férrea. A pesar de no ser tan utilizado actualmente, debido al constante ciclo tecnológico de novedades y obsolescencias, “Ada” todavía es considerado un lenguaje perfecto para los sistemas que jamás deben fallar.

Adicionalmente de que podríamos considerarla la primera programadora de la historia (aunque no existían las computadoras), debido a sus logros y a su multiplicadora influencia en un campo casi exclusivo para hombres, también podríamos considerar a Ada como un ícono feminista, uno que logró sus hazañas mucho antes de que existiera el feminismo.

Con información de: Smithsonian Magazine / Wikipedia / Biografías Y Vidas / Foto: Wikimedia

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia