Los mariachis mexicanos ahora son patrimonio inmaterial de la humanidad

Surgieron en las provincias occidentales de México, pero durante décadas los mariachis se extendieron por todo el mundo hasta ser considerados como un símbolo de la cultura mexicana.

Nombres como Jorge Negrete y Rubén Fuentes representan algunas de las caras más conocidas de un movimiento que muchos relacionan con grandes sombreros y atuendos charros, y que habitualmente van armados con vihuelas, guitarrones, trompetas y violines.

El repertorio no se limita a un único género y recorre desde rancheras a corridos, polkas y pasodobles.

Ahora, la Unesco ha otorgado el reconocimiento al mariachi mexicano como patrimonio inmaterial de la humanidad en una ceremonia efectuada en el marco del XIX Encuentro Internacional del Mariachi que se celebra en Guadalajara, oeste de México.

En un breve acto realizado en la principal plaza pública de Guadalajara (México) ocho niños músicos de entre 5 y 10 años, vestidos de mariachi, recibieron el reconocimiento como un simbolismo para que las nuevas generaciones mantengan viva esta tradición, explicó el domingo la directora del consejo Nacional para la cultura y las Artes de México, Consuelo Sáizar.

“Solo les pedimos que conserven y preserven este legado y sus tradiciones”, dijo la funcionaria a los pequeños.

A iniciativa del Gobierno de Jalisco, el pasado 27 de noviembre la música de mariachi ingresó en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco por una decisión unánime del comité de expertos reunido en la isla de Bali.

La entrega de este reconocimiento marcó la pauta para la puesta en marcha de un comité nacional de expertos y funcionarios de gobierno que definirá las estrategias a seguir para salvaguardar esta música y difundirla por el mundo.

Además fueron inaugurados una audioteca con 140 piezas musicales y 50.000 de audios de diversa índole desde 1910, una biblioteca y una Academia de Mariachi que ofrecerá cursos.

El estado de Jalisco cuenta también con la declaración de patrimonio de la humanidad por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la ciencia y la cultura para el paisaje de los campos de agave y las antiguas fábricas de la bebida del tequila desde 2001.

@Culturizando
Fuente: 20minutos.es

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0