Crónicas clasemedieras: ¿Cuánto amas el mar?

Ene 06, 2017 | Actualidad - México - Opinión

Por Omar G. Villegas |

Uno de mis grandes amores es el mar. Se trata de un enamoramiento reciente, de hace un par de años para acá en que mis gustos se transformaron radicalmente. Supongo que con la edad nos pasa a todos. Y en este caso siento que será para toda la vida.

Yo era de aquellos que aplaudían los días nublados, de lluvia y fríos, que prefería los lugares boscosos a la playa, la costa nunca era mi primera opción para vacacionar, sobre todo porque viví durante años en Acapulco con mi familia cuando era adolescente.

Sin embargo, ahora es diferente. Soy amante del sol, de los días despejados, de las temperaturas tibias o cálidas, de la playa. Del mar, al que siempre añoro, al que todos los días quiero ir, al que recuerdo constantemente.

Si bien aguanto con cierta dignidad las temperaturas frías, prefiero que esos días sean los menos. Y mucho menos los de lluvia que, como se ha reseñado acá, en la Ciudad de México son apocalípticos. Mi colmo es, no obstante, que en la capital mexicana llueve gran parte del año. Supongo eso pasa a menudo con los amores tan intensos. Son en alguna medida inaprehensibles.

Esta vez me dio por pensar en el mar porque en las fiestas decembrinas noté en Facebook que mucha gente busca y aprovecha la oportunidad de ir al mar, sobre todo en fin de año. Es recurrente estar a su lado para iniciar un nuevo ciclo.

Muchos quizá lo hacen con afanes de purificación y otros por mero gusto. Cualquiera que sea el caso, el mar es un refugio en común. Un amor irrefrenable que nos llama sin cesar a quienes no vivimos cerca de él. Me acuerdo de esa expresión que alude al llamado de nuestro origen acuático. Quién sabe si sea así, pero de que nos atrae, nos atrae.

De manera personal me encanta el clima cálido, el agua, el rugir de las olas contra las rocas, los murmullos del mar calmo, la brisa fresca y, efectivamente, soy de los que cree que el mar nos purifica, nos renueva, nos energiza.

Es por eso que me encanta traerlo a la memoria, estar cerca de él y ver que la gente lo disfruta tanto aun cuando uno sude a mares, sea festín de insectos o tenga la cara brillosa. Aunque ahora que lo pienso bien, eso también ocurre en los bosques o la ciudad.

Omar G. Villegas | Twitter: @omargvillegas |

Omar G. Villegas (Ciudad de México, 1979). Periodista. Ha ejercido el periodismo cultural y de espectáculos en los diarios Reforma, El Universal, La Crónica de Hoy, El Día y, actualmente, en la cadena Tv Azteca, donde también es guionista. Ha colaborado en revistas como ¡Quién! y DEEP, y en el portal The Huffington Post. Ha publicado narrativa breve en su blog Memorias Consustanciales y ensayos en revistas electrónicas especializadas de México, España y Suramérica como Imágenes del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM. Es profesor de Periodismo en la Universidad Iberoamericana. Autor del libro de relatos breves “El jardín de los delirios” (Textofilia, 2012). Egresado de periodismo de la UNAM. Estudió la maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Salamanca, España, con beca de la Fundación Carolina, y la maestría en Historia del Arte en la UNAM.

Foto: Hombre en el mar / Shutterstock