La lúgubre vida de Edgar Allan Poe, el autor marcado por la tragedia y el horror

La lúgubre vida de Edgar Allan Poe, el autor marcado por la tragedia y el horror

La vida de los grandes escritores suele verse rodeada de elementos que influyen de manera notable en sus obras; en el caso de Edgar Allan Poe, la tragedia, el pesimismo y una perspectiva lúgubre de la realidad marcaron al autor y su trabajo. 

Juventud complicada

El 19 de enero de 1809, en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, nació Edgar Allan Poe. Sus padres fueron una pareja de actores teatrales que duraron poco en la vida del pequeño. Su padre los abandonó a los nueve meses y su madre murió a los dos años. Desde muy temprana edad, la tragedia había marcado la vida de Poe. 

John Allan, un hombre de negocios de Virginia, se hizo cargo de él. Vivieron en Estados Unidos hasta 1815, cuando emigraron a Reino Unido. La educación de Poe siempre fue estricta y de carácter privado. En 1820 regresó a América, en donde siguió estudiando en internados privados hasta que ingresó en la Universidad de Virginia

Dado a los problemas que había acarreado desde su niñez, tales como el abandono de su padre, muerte de su madre y una tensa relación con su tutor legal, Poe se había convertido en una persona rebelde y refugiada en el alcohol. En 1827, su adicción a la bebida y las apuestas provocaron su salida de la universidad y la renuncia a los diferentes trabajos que John Allan le había conseguido. 

Carrera como escritor 

La literatura siempre fue la gran pasión del joven escritor. Durante su adolescencia disfrutaba escribir poemas y relatos. En 1827 viaja a Boston y logra publicar su primer libro Tamerlán y otros poemas; aun así, las dificultades económicas estuvieron presentes y se vio en la necesidad de alistarse en el ejército. Poco tiempo después, su padre adoptivo le consiguió un cargo en la Academia Militar de West Point, aunque fue expulsado a los pocos meses por sus problemas de conducta

En 1829 y 1831 publica su segundo y tercer libro, Al Aaraaf y Poemas. Luego se desplazó a Baltimore y trabajó como redactor en el Southern Baltimore Messenger, en donde varios poemas y escritos suyos fueron publicados. También colaboró con revistas en Filadelfia y Nueva York. 

La década de los 40 llegó con un éxito mediano y reconocimiento. Cuentos de lo grotesco fue publicado en 1840, el relato de El escarabajo de oro hizo su aparición en 1843 y su obra más aclamada llegó en 1845, El cuervo y otros poemas.

Edgar Allan Poe también incursionó como crítico y estudioso de la literatura. Publicó libros como Fundamento del verso (1843), La filosofía de la composición (1846) y El principio poético (1850), en donde exploró y analizó los géneros literarios y el proceso creativo detrás de ellos. Terror, aventura, ciencia ficción y lo detectivesco fueron los tópicos más recurrentes en su vasta bibliografía. 

En lo que se refiere al género de detectives, se le considera como el padre y precursor de la novela policíaca. Auguste Dupin fue el protagonista de Los crímenes de la calle Morgue, un relato de 1941 que sentó las bases de las novelas sobre detectives y que a la postre fue la inspiración para la creación del personaje de Sherlock Holmes. 

Problemas y muerte

Pese a que su obra se había hecho bastante conocida, ello no implicó un reconocimiento positivo inmediato. Su trabajo fue duramente criticado en América, en donde fue encasillado como muy artificioso; fue en Europa en donde sus obras fueron mejor recibidas. El reconocimiento que merecía llegó de manera póstuma.   

Las críticas negativas aumentaron la depresión que Poe acarreó desde su juventud, provocando que se sumerja aún más en el alcoholismo. Lo que podía controlar su salud mental era el matrimonio que contrajo con Virginia Clemm -su prima- en 1831, pero la muerte de su cónyuge en 1847 lo condujo a la locura. 

Tras el deceso de Clemm, el escritor trató de dejar el alcohol y demás adicciones, pero el daño ya estaba hecho. Fue incapaz de mantener un trabajo estable y terminó en situación de calle. En 1849, siendo un vagabundo, fue encontrado desorientado en las calles de Baltimore; fue llevado a un hospital, aunque nunca recuperó la consciencia y murió el 7 de octubre de ese año. 

La causa de su muerte nunca estuvo clara, en parte gracias a que en ningún momento pudo relatar qué lo llevó al estado en el que se le encontró, pero enfermedades como la meningitis, sífilis o rabia se han asociado con el misterioso deceso. 

Con información de EcuRed / Biografías y Vidas / Lecturalia 

  • Me encanta1
  • Me divierte0
  • Me asombra0
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia