portada 2 – LA NOTA CURIOSA – Por qué las estatuas egipcias tienen la nariz rota