Julio 05, 2019

10 ladrones de energía según el dalái lama

10 ladrones de energía según el dalái lama

Nuestra energía es limitada, por eso hay que saber usar y absorber las buenas energías adecuadamente para progresar y convertirnos en mejores personas; sin embargo, existen agentes internos y externos que pueden quitarnos o extraernos nuestra energía… El dalái lama ha identificado 10 factores que pueden ser ladrones de energía. ¡Conócelos!

Sin importar si somos budistas o no, las enseñanzas, conocimientos y mensajes de esta doctrina filosófica contribuye a sentirnos mejor en nuestra vida diaria: todos tenemos una cantidad de energía limitada cada día y depende de nosotros saber en qué enfocarla para crecer espiritualmente.

El dalái lama es un dirigente espiritual y líder religioso del budismo tibetano que tiene un método especial para concentrar sus energías; es por esto que logró identificar 10 ladrones de energía que podrían estar desviando nuestra voluntad hacia donde no queremos. ¡A continuación te los nombramos!

1. ¡Adiós a las personas tóxicas!

“Deja ir a las personas que solo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un bote para echar su basura, procura que no sean en tu mente”.

Siempre es bueno rodearse de personas que irradien energía positiva y que sumen y no resten en nuestras vidas. Hay que desligarse de todas aquellas personas que nos alejen de nosotros mismos y nos dirijan hacia sus propias tormentas.

Resultado de imagen para budismo tibetano

«Dalái» viene de la palabra mongola «dalai» que significa «océano» y de la tibetana «lama» que significa «maestro reencarnado» o «gurú».-

2. Cuentas claras…

“Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quien te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle”.

Las deudas abrasan nuestra tranquilidad tanto mental como espiritual. Es esencial no tener cuentas por pagar, porque esto genera preocupaciones y falta de energía.

3. Promesas no cumplidas

“Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a renegociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio”.

Al prometer algo con lo que no nos sintamos cómodos, estamos siendo deshonestos tanto con nosotros mismos como a quien le hicimos la promesa. La honestidad es importante, aunque la respuesta no sea la que los demás esperan. Prometer y no cumplir es uno de los peores ladrones de energía.

Dalai Lama 1430 Luca Galuzzi 2007.jpg

Tenzin Gyatso es el actual y decimocuarto monje budista de la orden tibetana.-

4. Sobrecargarse…

“Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer lo que sí disfrutas”.

No siempre se tiene tiempo para realizar todo lo que queremos; al sobrecargarnos de tareas nos saboteamos a nosotros mismos. Soltar algunas de estas tareas y delegar es fundamental para tener y enfocar energía en otras cosas.

5. No descansar ni actuar

“Date permiso para descansar si estás en un momento que no necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad”.

Siempre es bueno recuperar fuerzas luego de jornadas laborales y así regresar con energías renovadas. Actuar en el momento preciso es tan fundamental como saber cuándo descansar.

El dalái lama recibió el Premio Nobel de la Paz en 1989.-

6. El desorden

“Tira, levanta y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas”.

La concentración de gran cantidad de objetos desordenados a nuestro alrededor son grandes ladrones de energía. Hay que organizar y tener los objetos en el lugar donde deben de estar, lo que no solo ahorrará tiempo, también nos ofrecerá tranquilidad para así trabajar mejor.

7. ¡Cuidar nuestra salud!

“Dar prioridad a tu salud. Sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos”.

¡La salud siempre es primero! Si nuestro cuerpo no está bien física o mentalmente, no podremos continuar correctamente. Recordemos que el ejercicio, la alimentación y el dormir bien son bases fundamentales para una buena salud.

El helecho y el bambú: Una fábula de paciencia

8. Situaciones difíciles

“Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria”.

Durante nuestra vida nos enfrentaremos a situaciones no deseadas o que serán más difíciles de lo que esperamos; es por esto que a pesar de los miedos o preocupaciones, debemos enfrentarnos a los problemas sin ignorarlos o posponerlos, porque ocasionaría inestabilidad en nuestra vida.

9. No saber aceptar…

“Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar”.

Cuando las cosas o situaciones no se pueden cambiar, no sirve de nada seguir resistiendo o insistiendo en lo que ya debe ser. Es importante saber distinguir por lo que vale la pena luchar y por lo que es mejor dejar ir.

10. El rencor

“Perdona y deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo”.

Este podría ser el ladrón más grande, el rencor… Hay que dejar ir aquello que nos hizo mal o que nos causó dolor, al no hacerlo nos produce estrés y desgaste tanto a nivel físico como emocional. El perdón es la fuerza más poderosa y la almohada más cómoda.

Con información de: Entrepeneur | Bioguia | La mente es maravillosa  | Foto: Shutterstock

  • Me encanta 8
  • Me divierte 0
  • Me asombra 2
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0