Sodoma y Gomorra, las ciudades destruidas por Dios

Sodoma y Gomorra eran dos ciudades próximas entre sí que se hallaban cercanas a la orilla del Mar Muerto. Estas pertenecían a un valle y son reconocidas en el Antiguo Testamento como las «ciudades destruidas por Dios».

Según la Biblia estas eran ciudades del pecado en donde se practicaban comportamientos antinaturales. La leyenda cuenta que Dios le confesó a Abraham que destruiría esas ciudades con fuego y azufre y que el único que sería salvado era su sobrino Lot junto con su familia.

La Biblia en el Antiguo Testamento además cuenta que Dios envió dos ángeles hermosos a rescatar a Lot de la ciudad de Sodoma. Una vez allí él los recibió en su casa y permitió que se hospedaran. Los habitantes de Sodoma se enteraron de la noticia de los ángeles y decidieron ir a acorralarlos para abusar de ellos. Lot en medio de la desesperación ofreció a sus dos hijas vírgenes a los habitantes sodomitas. Estos se negaron y comenzaron una revuelta.

Dios al observar todo el alboroto decidió quemar la ciudad con una lluvia de fuego y azufre. Los ángeles le advirtieron a Lot que ninguno podía mirar atrás porque si no sufrirían graves consecuencias. Su esposa, que decidió voltear en medio de su salida de la ciudad a observar la tragedia, fue convertida en sal. Abraham, desde una montaña a lo lejos, vio la columna de humo que se levantó sobre la destruida Sodoma.

Actualmente y durante años se hizo uso del término “sodomía” para referirse a un término de origen religioso que hace referencia a determinados comportamientos sexuales, como por ejemplo la práctica del sexo anal u oral entre personas del mismo sexo y demás prácticas homosexuales. Si bien la definición actual de la RAE hace referencia únicamente al sexo anal, también entre personas de distinto sexo. Este último caso se denominaba en la doctrina católica sodomía imperfecta, mientras que las relaciones entre personas del mismo sexo eran consideradas sodomía perfecta y castigadas con la pena de excomunión.

Esta leyenda también fue utilizada durante años para etiquetar a los homosexuales como “sodomitas” y de esa manera juzgarlos por ejercer “prácticas sexuales inadecuadas o fuera de lo común”.

Tal como todas las historias bíblicas aún se desconoce si de verdad ambas ciudades fueron reales y si sus habitantes tenían estas clases de comportamientos y prácticas.

Por María Gabriela Roa | @gabyroab | Culturizando

Con información de : Wikipedia.org

  • Me encanta 0
  • Me divierte 1
  • Me asombra 2
  • Me entristece 0
  • Me enoja 4