Santo Tomás de Aquino en 12 grandes frases

Mar 07, 2017 | Cultura General - Escritores - Frases

Tomás de Aquino fue un filósofo y teólogo italiano, considerado una de las figuras más importantes de la filosofía escolástica y uno de los teólogos más sobresalientes del catolicismo.

Nacido el 28 de enero de 1225 en Nápoles, Italia, y fallecido un 7 de marzo de 1274 en Roma. El 18 de enero de 1323 fue canonizado y las condenas sobre algunos ensayos de Santo Tomás de Aquino fueron levantadas, declarado Doctor de la Iglesia en 1567 y Patrón de las Universidades y Centros de estudio católicos en 1880.

Entre sus obras más destacadas están:

  • Suma Teológica (1274)
  • Sobre la distinción real entre esencia y existencia (1256)
  • Tratado de teología acerca de la verdad de la fe cristiana (1261)
  • Demostración de la existencia de Dios a través de las “cinco vías” (1265)
  • La monarquía (1266)
  • Contra la interpretación averroísta de Aristóteles (1270)

 

Estas son algunas de las mejores frases de Santo Tomás de Aquino:

“Justicia sin misericordia es crueldad.”

“El pecado ofende a Dios lo que perjudica al hombre.”

“Los seres dotados de inteligencia desean existir siempre y un deseo natural no puede existir en vano.”

“Creer es un acto del entendimiento que asiente a la verdad divina por imperio de la voluntad movida por Dios mediante la gracia.”

“Teme al hombre de un solo libro.”

“Lo que se recibe se recibe al modo del recipiente.”

“La justicia es la firme y constante voluntad de dar a cada uno lo suyo.”

“Tratad a los demás como deseáis que los demás os traten a vosotros.”

“El ser de las cosas, no su verdad, es la causa de la verdad en el entendimiento.”

“A todo movimiento de la voluntad es necesario que le preceda un conocimiento. Pero no a la inversa: no a todo conocimiento precede una noción voluntaria.”

“El derecho es lo justo o ajustado a otro conforme cierta clase de igualdad.”

“Dios, que es acto puro y no tiene nada de potencialidad, tiene un poder activo infinito sobre las demás cosas.”