Junio 26, 2017

¿Sabías que Nikola Tesla era apostador? Conoce más sobre su vida

¿Sabías que Nikola Tesla era apostador? Conoce más sobre su vida

Nikola Tesla fue un inventor, ingeniero mecánico, ingeniero eléctrico y físico de origen serbio. Se le conoce sobre todo por sus numerosas invenciones en el campo del electromagnetismo, desarrolladas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Las patentes de Tesla y su trabajo teórico ayudaron a forjar las bases de los sistemas modernos para el uso de la energía eléctrica. Nació en la moderna Croacia en 1856, desde temprana edad podía memorizar libros enteros y almacenar tablas logarítmicas en su cerebro. Recogía idiomas fácilmente, y podía trabajar durante días y noches  con sólo unas horas de sueño.

A la edad de 19 años, estudió ingeniería eléctrica en el Instituto Politécnico de Graz, Austria, donde rápidamente se estableció como estudiante estrella. Los próximos seis años de su vida los dedicó a los campos electromagnéticos y a la creación de motor alimentado por corriente alterna. Pero en lugar de terminar sus estudios, Tesla se convirtió en un adicto al juego, perdió todo su dinero de matrícula, abandonó la escuela y sufrió un colapso nervioso.

En 1881, Tesla se trasladó a Budapest, después de recuperarse de su avería, estaba caminando a través de un parque con un amigo, cuando una visión vino a él. Allí en el parque, con un palo, Tesla dibujó un diagrama crudo en la suciedad, un motor que usa el principio de campos magnéticos giratorios creados por dos o más corrientes alternas. En junio de 1884, Tesla zarpó para Nueva York y llegó con cuatro centavos en su bolsillo y una carta de recomendación para trabajar con Edison. Trabajó junto con él pero debido a problemas con el pago decidió retirarse rápidamente de dicho trabajo.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que saliera la noticia de que el motor de Corriente Alterna (CA) de Tesla valía la pena, así que la Western Union Company puso a Tesla en un laboratorio donde diseñó sistemas de energía de CA que aún se usan en todo el mundo.

Tesla patentó sus motores de CA y sistemas de energía, que se decía que eran las invenciones más valiosas desde el teléfono.

Su trabajo con la electricidad reflejaba sólo una faceta de su mente fértil. Antes del cambio de siglo, Tesla había inventado una poderosa bobina que era capaz de generar altas tensiones y frecuencias, llevando a nuevas formas de luz, como neón y fluorescente, así como rayos X. Tesla también descubrió que estas bobinas, que pronto se llamaría “Tesla Coils”, hicieron posible enviar y recibir señales de radio.

Hacia 1912, Tesla comenzó a retirarse de ese mundo científico. Estaba mostrando claramente signos de trastorno obsesivo-compulsivo, y era potencialmente un autista de alto funcionamiento. Cerca del final de su vida, Tesla se fijó en las palomas, especialmente en una hembra blanca específica, que afirmaba amar casi como amaría a un ser humano. Una noche, Tesla afirmó que la paloma blanca lo visitó a través de una ventana abierta en su hotel, y creyó que el pájaro había venido para decirle que estaba muriendo. La paloma murió en sus brazos, y el inventor afirmó que en ese momento, supo que había terminado el trabajo de su vida.

Nikola Tesla continuaría siendo noticia de vez en cuando mientras vivía en el piso 33 del Hotel New Yorker. En 1931 hizo la portada de la revista Time, que presentó sus invenciones en su 75 cumpleaños. Murió en 1943, en deuda y en pobreza.

 

Por María Gabriela Roa |@gabyroab | Culturizando

Con información de: Smithsonianmag.com   |    Wikipedia

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 2
  • Me entristece 2
  • Me enoja 1