¿Qué es un quiste en la matriz? Síntomas, prevención y tratamiento

Nov 10, 2017 | Salud - Vida

Por Chicas Trendy |

La mayoría de las mujeres experimentarán un quiste en la matriz al menos una vez, y la mayoría son indoloras, no causan síntomas y se descubren durante un examen pélvico de rutina.

Los síntomas de un quiste ovárico incluyen náuseas, vómitos, hinchazón, deposiciones dolorosas y dolor durante las relaciones sexuales. En casos raros, un quiste en la matriz puede causar problemas. Graves, por lo que es mejor que lo revise su médico.

Los ovarios son parte del sistema reproductivo femenino. Están ubicados en la parte inferior del abdomen a ambos lados del útero. Las mujeres tienen dos ovarios que producen óvulos, así como las hormonas estrógeno y progesterona.

En ocasiones, se formará un saco lleno de líquido llamado quiste en uno de los ovarios. Muchas mujeres desarrollarán al menos un quiste durante su vida. En la mayoría de los casos, los quistes son indoloros y no causan síntomas.

Tipos de quistes ováricos

Existen varios tipos de quistes ováricos, como quistes dermoides y quistes de endometrioma. Sin embargo, los quistes funcionales son el tipo más común. Los dos tipos de quistes funcionales incluyen quistes del folículo y cuerpo lúteo.

Quiste folicular

Durante el ciclo menstrual de una mujer, un óvulo crece en un saco llamado folículo. Este saco se encuentra dentro de los ovarios. En la mayoría de los casos, este folículo o saco se rompe y libera un óvulo. Pero si el folículo no se abre, el líquido dentro del folículo puede formar un quiste en el ovario.

Quistes del cuerpo lúteo

Los sacos foliculares típicamente se disuelven después de liberar un huevo. Pero si el saco no se disuelve y la apertura de las focas del folículo, se puede desarrollar líquido adicional dentro del saco, y esta acumulación de líquido causa un quiste del cuerpo lúteo.

Otros tipos de quiste en la matriz incluyen:

  • Quistes dermoides: crecimientos similares a sacos en los ovarios que pueden contener pelo, grasa y otros tejidos
  • Cistadenomas: crecimientos no cancerosos que pueden desarrollarse en la superficie externa de los ovarios.
  • Endometriomas: los tejidos que normalmente crecen dentro del útero pueden desarrollarse fuera del útero y unirse a los ovarios, dando como resultado un quiste en la matriz.

Algunas mujeres desarrollan una afección llamada síndrome de ovario poliquístico. Esta condición significa que los ovarios contienen una gran cantidad de quistes pequeños. Puede causar que los ovarios se agranden. Si no se trata, los ovarios poliquísticos pueden causar infertilidad.

Síntomas de un quiste en la matriz

Muchas veces, los quistes ováricos no causan ningún síntoma. Sin embargo, los síntomas pueden aparecer a medida que crece el quiste. Los síntomas pueden incluir:

  • Hinchazón o hinchazón abdominal
  • Dolorosas deposiciones
  • Dolor pélvico antes o durante el ciclo menstrual
  • Cópula dolorosa
  • Dolor en la parte inferior de la espalda o los muslos
  • Sensibilidad en los senos
  • Náuseas y vómitos

Los síntomas graves de un quiste ovárico que requieren atención médica inmediata incluyen:

  • Dolor pélvico severo o agudo
  • Fiebre
  • Desmayos o mareos
  • Respiración rápida

Estos síntomas pueden indicar la ruptura de un quiste o una torsión ovárica. Ambas complicaciones pueden tener consecuencias graves si no se tratan temprano.

Complicaciones del quiste ovárico

La mayoría de los quistes ováricos son benignos y, naturalmente, desaparecen por sí solos sin tratamiento. Estos quistes causan pocos síntomas, si los hay. Pero en un caso raro, su médico puede detectar una masa ovárica quística cancerosa durante un examen de rutina.

La torsión ovárica es otra complicación rara de los quiste en la matriz. Esto ocurre cuando un quiste grande hace que un ovario se retuerza o se mueva de su posición original. El suministro de sangre al ovario se corta, y si no se trata, puede causar daño o la muerte del tejido ovárico. Aunque infrecuente, la torsión ovárica representa casi el 3 por ciento de las cirugías ginecológicas de emergencia.

Los quistes rotos, que también son poco comunes, pueden causar dolor intenso y hemorragia interna. Esta complicación aumenta el riesgo de una infección y puede poner en peligro la vida si no se trata.

Diagnosticando un quiste ovárico

Su médico puede detectar un quiste ovárico durante un examen pélvico de rutina. Pueden notar hinchazón en uno de sus ovarios y ordenar una prueba de ultrasonido para confirmar la presencia de un quiste. Una prueba de ultrasonido (ultrasonografía) es una prueba de imagen que utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para producir una imagen de sus órganos internos. Las pruebas de ultrasonido ayudan a determinar el tamaño, la ubicación, la forma y la composición (sólida o llena de líquido) de un quiste.

Las herramientas de imágenes utilizadas para diagnosticar los quistes ováricos incluyen:

  • Tomografía computarizada: un dispositivo de imagen corporal utilizado para crear imágenes transversales de órganos internos
  • MRI: una prueba que usa campos magnéticos para producir imágenes en profundidad de los órganos internos
  • Dispositivo de ultrasonido: un dispositivo de imágenes utilizado para visualizar el ovario

Debido a que la mayoría de los quistes desaparecen después de algunas semanas o meses, es posible que su médico no recomiende inmediatamente un plan de tratamiento. En cambio, pueden repetir la prueba de ultrasonido en unas pocas semanas o meses para controlar su condición.

Si no hay cambios en su condición o si el tamaño del quiste aumenta, su médico solicitará pruebas adicionales para determinar otras causas de sus síntomas.

Éstas incluyen:

  • Prueba de embarazo para asegurarse de que no esté embarazada
  • Prueba de nivel hormonal para detectar problemas relacionados con las hormonas, como demasiado estrógeno o progesterona
  • Examen de sangre CA-125 para detectar cáncer de ovario

Tratamiento para un quiste en la matriz

Su médico puede recomendarle un tratamiento para reducir o eliminar el quiste en la matriz si no desaparece por sí solo o si aumenta de tamaño.

Pastillas anticonceptivas

Si tiene quistes ováricos recurrentes, su médico puede recetar anticonceptivos orales para detener la ovulación y prevenir el desarrollo de nuevos quistes. Los anticonceptivos orales también pueden reducir el riesgo de cáncer de ovario. El riesgo de cáncer de ovario es mayor en mujeres posmenopáusicas.

Laparoscopia

Si su quiste es pequeño y es el resultado de una prueba de imagen para descartar cáncer, su médico puede realizar una laparoscopía para extirpar quirúrgicamente el quiste. El procedimiento implica que su médico realice una pequeña incisión cerca de su ombligo y luego inserte un pequeño instrumento en su abdomen para extraer el quiste.

Laparotomía

Si tiene un quiste grande, su médico puede extirpar quirúrgicamente el quiste a través de una gran incisión en su abdomen. Realizarán una biopsia inmediata, y si determinan que el quiste es canceroso, pueden realizar una histerectomía para extirpar los ovarios y el útero.

Prevención del quiste ovárico

Los quistes ováricos no se pueden prevenir. Sin embargo, los exámenes ginecológicos de rutina pueden detectar quistes ováricos temprano. Los quistes ováricos benignos no se vuelven cancerosos. Sin embargo, los síntomas del cáncer de ovario pueden simular los síntomas de un quiste ovárico. Por lo tanto, es importante visitar a su médico y recibir un diagnóstico correcto. Avise a su médico sobre los síntomas que pueden indicar un problema, como:

  • Cambios en su ciclo menstrual
  • Dolor pélvico continuo
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Plenitud abdominal

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo?

El pronóstico para las mujeres premenopáusicas con quistes ováricos es bueno. La mayoría de los quistes desaparecen en pocos meses. Sin embargo, los quistes ováricos recurrentes pueden ocurrir en mujeres premenopáusicas y mujeres con desequilibrios hormonales.

Si no se trata, algunos quistes pueden disminuir la fertilidad. Esto es común con los endometriomas y el síndrome de ovario poliquístico. Para mejorar la fertilidad, su médico puede extirpar o reducir el quiste. Los quistes funcionales, los cistadenomas y los quistes dermoides no afectan la fertilidad.

Aunque algunos médicos adoptan un enfoque de “esperar y ver” con quistes ováricos, su médico puede recomendarle una cirugía para extraer y examinar cualquier quiste o crecimiento que se desarrolle en los ovarios después de la menopausia. Esto se debe a que el riesgo de desarrollar un quiste canceroso o cáncer de ovario aumenta después de la menopausia. Sin embargo, los quistes ováricos no aumentan el riesgo de cáncer de ovario. Algunos médicos eliminarán un quiste si tiene más de 5 centímetros de diámetro.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0