¿Sabes lo qué es el Instituto de Inteligencia Extraterrestre?

Nov 20, 2017 | Ciencia y Tecnología

SETI (Search for ExtraTerrestrial Intelligence) es un instituto privado, sin fines de lucro, cuya finalidad es investigar la existencia o no de inteligencia extraterrestre y explicar y entender el origen de la vida en el universo. Guiado por el estudio de las estrellas se busca conocer nuestro origen.

Fue fundada en 1984 pero comenzó sus operaciones en 1985. Estas se dividen en tres grupos enfocados a un objetivo cada una: el centro de investigación SETI enfocado en la búsqueda de inteligencia extraterrestre, el centro Carl Sagan que estudia la vida en el universo y el centro para la educación y contacto con el público.

Los primeros proyectos SETI surgieron bajo el patrocinio de la NASA durante los años 1970. Uno de los proyectos más famosos, SETI@Home, está siendo apoyado por millones de personas de todo el mundo mediante el uso de sus computadoras personales, que procesan la información capturada por el radiotelescopio de Arecibo, emplazado en Puerto Rico.

En los últimos años, el Allen Telescope Array (ATA) en California ha sido uno de los proyectos instrumentales más importantes relacionados con SETI. Destinado principalmente a realizar observaciones astronómicas, este instrumento es capaz de buscar señales tipo SETI de forma sincrónica.

La búsqueda

La búsqueda de inteligencia extraterrestre comenzó poco después del invento de la radio a principios de 1900. Nikola Tesla fue el primero en sugerir que las ondas radiales podrían ser utilizadas para contactar a seres en Marte.

Más tarde, personajes como el ingeniero Guglielmo Marconi, el físico matemático William Thomson —también conocido como lord Kelvin— y el astrónomo David Peck Todd, respaldaron tal propuesta. Esto condujo a que en agosto de 1924 el gobierno de Estados Unidos decretara un Día Nacional del Silencio de la Radio.

El escanear las ondas de radio ha sido desde entonces la vía de búsqueda de inteligencia extraterrestre. Ésta comenzó de manera más consistente y organizada a principios de la era espacial.

En 1959, tan sólo dos años después del lanzamiento del Sputnik, dos físicos de la Universidad de Cornell, Philip Morrison y Giuseppe Cocconi, publicaron un artículo en la revista Nature en el que destacaron la relativa facilidad con la que se podían enviar mensajes de radio hasta las estrellas.

La aportación de ambos llevó a la sugerencia de que podría ser posible detectar la presencia de civilizaciones extraterrestres utilizando radiotelescopios.

En 1960, el astrónomo Frank Drake, de la Universidad de Cornell en Nueva York, realizó el primer experimento moderno de SETI, llamado Proyecto Ozma, en el Observatorio Nacional de Radioastronomía de Green Bank, Virginia del Oeste.

El objetivo de la prueba fue buscar señales de vida en sistemas planetarios lejanos a través de ondas de radio interestelares. Drake es considerado por ello el padre de SETI.

Desde entonces ha habido más de 100 proyectos SETI en todo el mundo, algunos bastante cortos y otros que abarcaron muchos años. Uno de estos proyectos fue el envío del primer mensaje o saludo de la humanidad a la vida extraterrestre.

En 1972, los astrónomos Frank Drake y Carl Sagan diseñaron las placas Pioneer, un par de placas de aluminio que fueron colocadas a bordo de las naves Pioneer 10 en 1972 y Pioneer 11 en 1973 con un mensaje gráfico en caso de que éstas fueran interceptadas por alguna civilización extraterrestre.

Ambas sondas aún viajan por el espacio, aunque ya no se tiene contacto con ellas.

En 1974, Drake y Sagan escribieron un nuevo mensaje en código binario con información básica sobre la humanidad y la Tierra que fue transmitido al espacio una sola vez a través de ondas de radio moduladas en frecuencia.

El Mensaje de Arecibo, como se le denominó, fue el primero lanzado vía radio para contactar a otra civilización, aunque fue visto más como una demostración del logro tecnológico humano frente a un intento real de entrar en una conversación con extraterrestres.

El Instituto SETI emplea a más de 90 investigadores que estudian todos los aspectos de la búsqueda de la vida, sus orígenes, el entorno en el que se desarrolla la vida y su destino final.

El año pasado, Seth Shostak, uno de los astrónomos más experimentados del Instituto SETI, pronosticó que se encontrará vida extraterrestre en los próximos 25 años. El experto sostiene que las nuevas tecnologías y las leyes de la probabilidad hacen que el avance sea tan probable.

Aquí puedes conocer más sobre el Instituto SETI

 

Con información de Wikipedia | Instituto SETI | Tecreview.itesm.mx

  • Me encanta 0
  • Me divierte 1
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0