¿Cómo puedo empezar con una vida sana? Parte I

Ene 06, 2017 | Bienestar - Salud - Vida

Por Nany Sevilla | Health Coach and Fitness Instructor

Estamos empezando un nuevo año con muchas ilusiones, cada uno con metas específicas y diferentes, pero con un mismo común denominador que es llevar una vida sana.

Es cierto que nos gustan las cosas fáciles y rápidas, normalmente lo que es difícil, que requiere tiempo y dedicación no es lo preferimos escoger. Pero para poder lograr esa meta del cuerpo que anhelamos tener o bien estar cerca de los estándares de salud física se necesita de tiempo, disciplina y compromiso.

¿Qué es lo que nos provoca el proponernos esas metas y cómo podemos empezar?

Pienso que el éxito está en empezar poco a poco. Si eres de las personas que nunca han hecho ejercicio y que de pronto quieren tener ese cuerpo soñado, debes comprender que no será de un día para otro, que esto tomará tiempo así que empieza por escoger el horario y los días que asumirás ese compromiso de cambiar tu estilo de vida para tu propio bienestar y el de tus seres queridos, porque créeme ¡esto también afecta positivamente a los que nos rodean!, Ya que una persona que se ejercita frecuentemente, está comprobado que sus niveles de estrés se reducen y su estado anímico mejora y ni que hablar de su salud.

Tipos de entrenamiento

Como entrenadora personal lo que te sugeriría es ir a un gimnasio y que buscaras a un profesional que te dirija con una rutina de pesas y ejercicios cardiovasculares, otra muy buena opción es hacer clases de grupo como por ejemplo baile, TRX, entrenamiento funcional, Zumba, Step, Pilates en el Piso y Yoga entre otros. Pero si no tienes la oportunidad de asistir a un gimnasio no es un motivo para echarse para atrás argumentando que no sabrás qué hacer.

Puedes hacer ejercicio al aire libre aprovechando los parques o áreas verdes para salir a caminar, incluye unas pesitas y mientras tanto ejercitas tus piernas usas esa resistencia (no muy pesado) para los brazos.

Te recomiendo que inicies tu rutina al menos 3 veces por semana mínimo de 20 a 30 minutos (lo ideal sería 5 días a la semana por 45 minutos a 1 hora).

En los días de lluvia o invierno una opción sería por ejemplo subir escalones o gradas, si vives en un Edificio de varios pisos, empieza subiendo desde el primer piso hasta llegar al último, bajas por el elevador y si tienes la capacidad aeróbica para repetirlo lo puedes hacer las veces que puedas hasta llegar a una hora como meta máxima.

¡Todo es proponerse! créeme que es hermoso ver los cambios, sentirse liviana, ágil y con energía. Si combinas estas rutinas de ejercicio con una buena alimentación verás los resultados en pocos meses. Es importante tomar en cuenta que no todos avanzamos en nuestras metas de igual forma, ya que la genética y el metabolismo influyen mucho en relación a esa transformación que buscamos.

Alimentación

La clave es la perseverancia, ser constante fijarnos metas a corto y mediano plazo, empecemos por aprender a comer sano y limpio incluyendo Vegetales verdes y de colores fuertes, añadiendo granos integrales , mucha agua pura, proteínas magras (de origen animal o vegetal) y grasas sanas como las semillas (almendras, nueces) aceites de coco y oliva. Elimina los alimentos que no sean nutritivos, como las bebidas gaseosas, cambiándolas por agua o jugos de naturales de verduras. Los postres dejarlos solo como un premio para un día del fin de semana. Comer en porciones más pequeñas cinco veces al día y que tu comida más importante sea el desayuno y la más liviana sea la cena.

En mi experiencia como instructora he visto como muchas personas han tomado esa decisión de cambiar su estilo de vida, no solo para verse bien si no también para sembrar y luego cosechar salud para que cuando lleguemos a cierta edad veamos los frutos de habernos cuidado cuando todavía teníamos tiempo para hacerlo.

NanySevilla.com | Twitter: @nany_sevilla | Facebook: Nany Sevilla | Instagram: @NanySevilla