Grandes frases de Alejandro Dumas hijo

Nov 27, 2017 | Cultura General - Escritores - Frases

Hijo natural de Alejandro Dumas y Marie-Catherine Labay, costurera, fue, como su padre, un autor mundialmente reconocido. Nace en francia el 27 de julio de 1824. En 1831, su padre le reconoció legalmente y le procuró la mejor educación posible en la institución Goubaux y la academia Bourbon. Las leyes, por aquella época, le permitieron a Dumas padre separar al hijo de su madre y la agonía de ésta inspiró a Dumas hijo en sus escritos sobre caracteres femeninos y trágicos. En casi toda su obra enfatizó el propósito moral de la literatura y, en su novela El hijo natural (1858), expuso la teoría de que aquél que trae un hijo ilegítimo al mundo, tiene la obligación moral de legitimarlo y casarse con la mujer.

Además de soportar el estigma de la ilegitimidad, Dumas hijo llevaba sangre negra. Su padre era un cuarterón descendiente de un noble francés y una negra haitiana. En los internados escolares, Dumas hijo fue siempre vituperado por sus compañeros. Todas estas experiencias determinaron sus pensamientos, comportamiento y escritos. En su primer libro de poemas, Pecados de juventud (1847) denunciaba, de alguna forma, la vida disipada que llevó en su juventud, renegando de ella.

En 1844, Dumas se trasladó a Saint-Germain-en-Laye para vivir con su padre. Ese mismo año, en París, conoció a Marie Duplessis, una joven cortesana que inspiraría su novela romántica La dama de las camelias (1848). Adaptada como obra teatral, alcanzó tal éxito que animó a Dumas a proseguir con su carrera de dramaturgo. Se tituló, en inglés Camille y constituyó la base para la ópera de Giuseppe Verdi, La Traviata (1853). En sus obras teatrales, cargadas de enseñanzas morales, denuncia los prejuicios sociales de la época y aboga por los derechos de la mujer y de los niños.

En 1864, Alejandro Dumas, hijo, se casó con la princesa Nadeja Naryschkine (más conocida como Nadine Dumas), con quien tendría una hija. Tras el fallecimiento de ésta, contrajo matrimonio con Henriette Régnier.

En el transcurso de su vida, Dumas escribió otras doce novelas y varias obras teatrales. En 1867, publicó su novela semi-autobiográfica “El caso Clemenceau”, considerada por muchos como uno de sus mejores trabajos literarios.

Fue elegido miembro de la Academia francesa en 1874 pese a la oposición pertinaz de Victor Hugo. En 1894 se le concedió la Legión de Honor.

Falleció el 27 de noviembre de 1895 en su propiedad de Marly-le-Roi (Yvelines), y fue enterrado en el cementerio de Montmartre (París).

A continuación 10 de las mejores frases de Alejandro Dumas

“Es más fácil ser bueno para toda la gente que para alguien”

“Hay mujeres que quieren tanto a sus maridos que, para no usarlos, toman el de sus amigas”

“No llego a entender cómo, siendo los niños tan listos, los adultos son tan tontos. Debe ser fruto de la educación”

“Quien lee mucho sabe mucho; pero quien observa sabe todavía más”

“La esperanza es el mejor médico que yo conozco”

“¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe ser el fruto de la educación”

“Las opiniones son como los clavos: cuanto más se golpea sobre ellas, más penetran”

“No estimes el dinero ni más ni menos que lo que vale: es un buen servidor y un pésimo amo”

“Prefiero los malvados a los imbéciles, porque aquellos, al menos, dejan algún respiro”

“Todo lo que puede sustituirse con facilidad puede ser abandonado más fácilmente”

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0