El Pozo de Kola y las escalofriantes voces del infierno

May 16, 2017 | Grandes Misterios - Historia

La excavación del Pozo de Kola fue un proyecto de investigación científica que la Unión Sovietica realizó en el noreste de la zona para profundizar en la corteza terrestre. Los fines de este trabajo eran netamente investigativos, se realizaron para conocer el estado de la litósfera en aquel lugar y comenzaron en los inicios de los años setenta.

Luego de años de excavación, en 1983 se alcanzó la cota de 12000 metros, pero un gran derrumbe en el interior del agujero les obligó a comenzar a perforar de nuevo a partir de los 7000 hasta que en 1989 se alcanzó la profundidad máxima de 12262 metros. Aquí se detuvo la perforación por hacerse imposible técnicamente el profundizar más en la corteza dada las altas temperaturas.

Durante ese mismo año un grupo de científicos de Siberia, dirigidos por un doctor de apellido Azzacov, excavando un agujero de unos 14.4 km de largo en el pozo de Kola, encontraron una enorme cavidad subterránea.

Intrigados por este inesperado descubrimiento, los científicos hicieron descender un micrófono extremadamente resistente al calor junto con otros dispositivos sensoriales dentro del pozo. Lo que el micrófono captó en la cavidad antes de estropearse por el intenso calor (unos 1000 grados Celsius) fueron escalofriantes 17 segundos de sonidos, presumiblemente lamentos, llantos, súplicas y gritos de dolor de seres humanos provenientes del interior de la tierra.

Los científicos afirmaron haber escuchado esas voces de sufrimiento y dicen haber excavado las puertas del infierno. El pozo tomó el nombre del “Pozo del Infierno” y pronto la noticia se difundió a través de varios medios de comunicación. La noticia se extendió a los periódicos de los Estados Unidos y pronto comenzaron a aparecer grabaciones de los supuestos “gritos de los condenados” en varios sitios de internet. La historia llegó entonces hasta el canal religioso TBN, que afirmaba que era una “prueba” de la existencia literal del infierno como enseña la Biblia.

Pronto la noticia comenzó a ser desmentida por otros científicos, sin embargo sigue siendo considerado un mito enigmático de la ciencia. Muchos afirman que las investigaciones no pararon dada las altas temperaturas de la zona si no por el miedo de seguir excavando dentro del mismo infierno.

Por María Gabriela Roa / @gabyroab / Culturizando

Con información de: guioteca.com / elpensante.com

  • Me encanta 3
  • Me divierte 8
  • Me asombra 7
  • Me entristece 0
  • Me enoja 3